La agenda real parece que esta semana está más llena que nunca, y hoy hemos podido volver a ver as SSMM los Reyes en el ya tradicional acto de recepción anual al Cuerpo Diplomático acreditado en España con motivo del nuevo año.

Un encuentro en el que el protocolo establece que hay que ir de largo, y gracias a ello es que hemos podido ver a la reina Letizia rescatar del armario uno de sus looks de largo más comentados y aplaudidos. Lo vimos en la Pascua Militar del 2020, el día 6 de enero del pasado año, y desde entonces entró a formar parte de los mejores looks de la reina, sin duda. Se trata de aquel vestido-blazer en crepe azul kelin, con solapas y botones joyas, con abertura lateral y clara inspiración en el esmoquin masculino. Eso sí, seguimos sin saber quién lo firma, es uno de esos misterios del armario real.

La reina Letizia recupera su vestido de gala más aplaudido

La diferencia con la vez pasada que la vimos lucir este modelo largo, es que en esta ocasión ha optado por un beauty look diferente. En enero del 2020 optaba por un moño messy bajo, y en esta ocasión ha recuperado el moño bailarina que hemos visto en ocasiones anteriores, aunque algo más tirante, atendiendo a las condiciones sanitarias que vivimos, en donde todo suma para mantenernos protegidos.

Las joyas en esta ocasión han sido sus pendientes Harry Winston, en cascada y forma de flor, y por supuesto su inseparable anillo de Karen Hallam.

La reina Letizia recupera su vestido de gala más aplaudido

*Imágenes: Casa Real

thoughts?