El último programa de Masterchef Celebrity fue una montaña rusa de emocionas. Aunque eso quizá ya no es novedad, ¿cierto? La salida de Boris Izaguirre puede que haya sido la más dulce de todas, debido al estilo y el buen humor que caracteriza al presentador venezolano, quien pidió expresamente quitarse el mandil antes de tiempo para entrar en la sala «de despedida» (bautizada como «el tanatorio» por Santiago Segura y renombrada como «La casa de té de la luna de agosto» por el también escritor), para agotar sus últimos minutos en el concurso.

Por otra parte, y después de haber hecho llorar a Paz Vega el día de su expulsión, Santiago Segura volvió para resarcirse y limpiar su imagen —el delantal rosa ayudó bastante—.

Sin embargo, el momento álgido de la noche (con el permiso de Boris Izaguirre) fue cuando Antonia Dell’Atte contagió su emoción a compañeros y jurado tras leer la carta de su hijo Clemente. «Qué bonita carta Antonia, la eterna ganadora de la vida; perenne», le dijo Jordi Cruz parafraseando al hijo de la italiana. Momento que aprovechó la exmodelo para mandarle un «sutil» dardo a su ex, y padre de su hijo, Alessandro Lequio: «A Clemente le he criado yo sola. He sido madre, padre, amiga pero, sobre todo, mamma. Clemente sabe que en la vida se tiene que luchar, querer a un padre que nunca ha estado presente, fíjate tú. Y perdonar siempre», añadió Antonia.

Volviendo al concurso y, tras la despedida de Boris Izaguirre, los supervivientes se enfrentan ahora a la gran final.  Ona Carbonell, Paz Vega, Antonia Dell’Atte y Mario Vaquerizo lucharán por alzarse con el gran premio el próximo 25 de noviembre. ¿Quién crees que será el ganador?

Fotos: Getty Images

thoughts?