Tenemos claro que North West es una diva, bueno, una mini diva. La hija de Kim Kardashian y Kanye West ha crecido rodeada de lujos y objetos que pocos en el planeta Tierra pueden tener. Su madre, aunque no a muchos les agrade la idea, es un icono de estilo hoy día, y lo más lógico es que la pequeña quiera lucir como ella. En las redes, hemos podido ver en numerosas ocasiones su obsesión por los tacones y zapatos altos, Kim ha documentado las múltiples veces que North ha asaltado su armario, pero quizá esta última es la mejor.

En Instagram, la celeb publicó una serie de imágenes de su primogénita luciendo un look monocromático —vestido entallado y print de serpiente—. La pequeña North hizo lo que un niño normal haría, y encontró unas botas altas del mismo color y mismo estampado en el armario de sus padres. Sin duda pensó que era un outfit digno de ser fotografiado por los paparazzi; pero no así su madre.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Según describe en su publicación, Kim prohibió a North usar sus botas, algo que no le agradó y reaccionó con una gran pataleta y disgusto.

No cabe duda que en unos años North West se va a convertir en una estrella en las calles y, seguramente, con una carrera llena de éxitos en el mundo de la moda. Imposible sería, no todos tienen un padre creativo 360º y una madre convertida en una de las personas más famosas en el mundo.

thoughts?