El Gucci de Alessandro Michele la defienda a capa y espada sobre la pasarela. También Isabel Marant, que rescata la silueta más ochentera incorporando hombreras muy (pero muy) marcadas. En la calle la hemos visto como protagonista absoluta de un sinfín de looks de street style y en la alfombra roja como complemento a un look más tendencia. Tiene un toque retro que nos recuerda aquellos modelos que no queríamos llevar en nuestra más tierna infancia: mucho volante para nuestro yo de entonces, pero nunca demasiado para nuestra versión de 2017, encandilada con ellos en cualquier aplicación. Pero también cierta reminiscencia de la época victoriana más romántica, que la convierte en complemento ideal de otras prendas andróginas.

Camisa y pantalón metalizados, de Gucci; y cinturón, de Daniele Carlotta. © J.W.Mantel

Triunfadora de la primavera (como su versión off-shoulder lo será en cuanto pisemos el verano), se posiciona como una de las prendas más poderosas, capaz de actualizar cualquier look y convertirlo en tendencia. Llévala con denim en todas sus acepciones: con una falda con botones delanteros, unos pantalones cropped, unos de silueta mum jeans… Pero también con una falda de tubo cruzada, metida por dentro de un pantalón de tiro alto, con pitillos y mules o, al más puro estilo Gucci: combinada con más volantes en el pantalón.

[galeria]

thoughts?