El próximo 15 de junio, en Sevilla, la presentadora Pilar Rubio por fin le dará el ‘Sí, quiero’ a su pareja desde hace varios años y padre de sus hijos, el jugador del Real Madrid Sergio Ramos. Como todas las novias, Pilar no iba ser menos y es lógico que quiera que todo salga a la perfección, pero se han filtrado ciertas exigencias que los novios les han dejado claro a sus invitados, junto con el envío de su invitación.

Hablado de la invitación, es mucho más que eso, es una caja donde destaca un unicornio con estrellas y en donde, a mediad que se pasan las hojas, se van dando una serie de directrices de cómo deberán acudir al enlace. La boda se celebrará a las 5 de la tarde en Sevilla, y la fiesta tendrá lugar en la finca La Alegría SR4, propiedad de Sergio Ramos en Bollullos de la Mitación.

Hasta aquí, todo normal. Pero… A medida que el libro-invitación se va desplegando, los invitados comienzan  a saber qué sí pueden hacer y qué no.

Una de las exigencias es el dresscode, en donde todos los caballeros que acudan al enlace deberán hacerlo vestidos de chaqué, aunque no se han establecido colores. No pasa lo mismo con las invitadas, quienes no podrán llevar pamelas o sombreros de gran tamaño, ni usar colores blanco, rojo, rosa, naranja o verde.

Otra cosa es que no se permitirán cámaras o teléfonos móviles, y tampoco podrán asistir menos de edad. Solo los hijos de la pareja, Sergio Jr., Marco y Alejandro, serán los protagonistas del momento, llevando a su madre la cola del vestido, las arras y los anillos. Pilar Rubio en numerosas ocasiones ha mostrado lo feliz y orgullosa que está de sus pequeños y la familia que ha creado junto a Ramos.

Además, los novios están supervisando cada una de ls invitaciones y están conformando vía telefónica quién les acompañará en ese importante día, para lo que han enviado también una identificación personal e intransferible, para que no haya sorpresas de última hora.

thoughts?