Kim Kardashian ha tenido distintas etapas de estilo a lo largo de su vida. En los años noventa, y de acuerdo a los throwbacks que nos ha presentado en las redes sociales, la socialité seguía tendencias. Cuando era BFF de Paris Hilton, el kitsch dominaba su gusto. Y finalmente, siendo esposa de Kanye West, todo se trata del avant-garde y el athleisure. Sin embargo, en los últimos meses hemos visto otra faceta de Kardashian-West surgir; el vintage.

Todo comenzó con Versace y Dolce & Gabbana; luego con el Gucci de Tom Ford y la mítica tanga. Ahora son los archivos de Thierry Mugler los que están conquistando a Kimmie y, de acuerdo a su Twitter, no puede dejar de usarlos.

Su obsesión comenzó con un cut-out dress negro para los Hollywood Beauty Awards. El diseño fue rápidamente replicado por Fashion Nova y llamado, según Diet Prada, “Kim Dress” y luego renombrado a “Winning Beauty Cut Out Gown”. Según la policía de la moda, el diseño fue lanzado días antes de que la también beauty mogul usará el original.

Pero de regreso al glorioso comeback del gran Thierry; en la inauguración de su exhibición Thierry Mugler: Couturissime en el Musée des beaux-arts de Montréal, Kim apoyó al diseñador luciendo dos de sus diseños de archivo. Se trata de uno de la colección les Méduses AW99 y otro de Longchamps SS94. Ambos fueron elevados con un sublime beauty look, muy Kardashian obviamente.

Ahora que el regreso de uno de los grandes de los ochenta está siendo masificado por celebridades como Kim y Cardi B —¿recuerdas su vestido para la alfombra roja de los GRAMMYs?—, sus diseños vanguardistas son lo que necesitamos hoy para salir de la monotonía.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?