Kim Kardashian vuelve a sentir el poder de los diamantes. No es un secreto que la más famosa del clan Kardashian-Jenner dejó de usar las costosas piedras tras sufrir un asalto en París hace dos años. A partir de ahí, la socialité ha procurado guardar un perfil bajo y evitar usar opulentas piezas de joyería en público —quizá solo las utilice en su casa para ver la televisión—. Sin embargo, ayer fue la noche en que vimos a Kim Kardashian luciendo diamantes una vez más.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Thank you @tiffanyandco for having me at your beautiful Blue Book event and letting me wear some pretty serious jewels! #TiffanyBlueBook

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

A través de su Instagram Story, la también beauty mogul presumió su choker de aquamarinas y anillos tapizados en diamantes para asistir a la presentación de la colección Tiffany Blue Book 2018. Pero no dejó pasar el momento para advertir que estaba rodeada de un ejército de seguridad y que las costosas piezas no eran más que un préstamo. Afortunadamente la noche marchó como debía —Kim Kardashian después compartió su cena junto a Lala sin la brillante gargantilla—.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Night at Tiffany’s 💎 @kimkardashian #kimkardashian

Una publicación compartida de Kim Kardashian Snapchats 🍑 (@kimksnapchats) el

El poder adquisitivo de Kim Kardashianya no se ve reflejado en la joyería que lleva el día a día —su costoso anillo de compromiso está resguardado—. Viajar por el mundo y vestir en las firmas más lujosas es ahora su manera de comunicar exuberancia. Una de sus recientes publicaciones en Instagram la vio enfundada de dólares, casi literalmente. Y aunque esta tuvo distintas reacciones negativas por querer enseñar una materia que en un principio no era lo suyo, la esposa de Kanye West prefiere dejar todo en ropa y objetos cero llamativos.

Fotos: Cortesía

thoughts?