Aunque a Kim Kardashian le encanta dar de qué hablar y desatar controversias, en días pasados acaparó los tabloides porque se vio a North West, su hija de 5 años, salir con ella de Dylan’s Candy Bar, una conocida tienda de chucherías en Nueva York, llevando un outfit rosa (hasta ahí todo bien) y el pelo totalmente liso, atado en una coleta al estilo Ariana Grande (y ahí fue donde los haters se pusieron manos a la obra).

La celebrity fue muy cuestionada porque parecía que la pequeña, además de haber alisado su pelo, también llevaba extensiones para que se le viera más largo y como las Kardashians no son famosas precisamente por ser amantes de lo natural, todo el mundo se cuestionaba si se había atrevido a hacerle este procedimiento a su hija. Esto no solo desató controversia y miles de reacciones por parte de sus seguidores al haber procesado con herramientas de calor el pelo de North cuando es solo una niña, sino también porque este hecho da un giro a sus raíces afroamericanas.

Hace algunos días, Kim Kardashian publicó en su cuenta de Instagram una foto de North West abrazando a su papá, el rapero Kanye West, con el título “todavía puedo sentir el amor” , en el que también se le veía el pelo liso.

I can still feel the love 💕

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Esta foto también desató los comentarios de sus haters y fans, a los que la celebrity respondió que la pequeña North Wet tiene permitido plancharse el pelo dos veces al año; en su cumpleaños y para su fiesta y que la foto que subió a Instagram había sido hecha en junio.

Ya sea con el pelo liso o con su rizos naturales, North es hermosa y siempre llama la atención con su carisma.

Fotos: Getty Images

thoughts?