Parece que a Kanye West -ahora Ye West- le gustan los divorcios. Después de la separación legal de su exesposa Kim Kardashian, las cosas no han ido de todo bien para el rapero.

Está en proceso de un segundo divorcio, pero esta vez con las marcas Adidas y GAP, con los primeros lanzó las famosas zapatillas Yeezy-350 y con los segundos, una línea de ropa Yeezy.

Si bien es cierto que, el rapero tiene vigente un contrato con Adidas hasta el 2026 y con GAP hasta el 2030, los papeles para dicha separación ya se están cocinando.

La mayoría de las personas ubicamos la silueta icónica de los Yeezy -350, unas zapatillas diseñadas por la marca alemana y el rapero, y que ha producido millones de dólares en ventas.

Por supuesto que West sabe que “divorciarse” significa pérdidas, así que parece haber encontrado una solución a sus problemas: ir solo.

El nativo de Chicago ha confirmado que dentro de sus planes está construir un campus de Donda (lo llamará así en honor a su madre) en los Estados Unidos que incluirá escuelas, tiendas, granjas y dormitorios. Será el centro de productos diseñados por Yeezy de las tiendas minoristas físicas y las tiendas online de la marca. Yeezy Suply, su plataforma de comercio electrónico actual también seguirá funcionando.

*Imagen: Twitter Adidas

 

thoughts?