Has leído bien, tenemos malas noticias para los incondicionales del Grupo Inditex. Como ya ocurriera en su momento, al anunciar que las bolsas dejarían de ser gratis y cobrarían por ellas, ahora el gigante de la moda española, y el más internacional también, acaba de tomar una medida que no va a gustar a muchos de sus compradores habituales.

Y es que, ya en algunos mercados las devoluciones online han dejado de ser gratis y comienzan a cobrarse. Con la llegada de la pandemia, también cambió nuestra forma de consumir y las compras online han crecido en todos los sectores. Esto, que por un lado conlleva ingresos, también conlleva numerosas pérdidas, si nos ponemos a analizar lo que le cuesta a una empresa entregar, y después recoger, los pedidos y devoluciones.

Parece que la medida tiene un componente medioambiental, según afirman, como ocurriera con las bolsas, para frenar el impacto que tiene, sobre todo en la huella de carbono, claro. Pero también parece que las pérdidas en cuanto a devoluciones online tienen un coste elevado, ya que la media de devolución es de 1 de cada tres prendas que se compran.

De momento en España no se ha impuesto todavía la medida, como ya ha ocurrido en 30 mercados internacionales, entre los que destaca Irlanda, Alemania o Reino Unido, donde no ha sido muy bien acogida la medida por los consumidores en las redes sociales. Y es que, Inditex ha fijado un precio de 1,95 euros por devolución que se haga online o en un punto de recogida, no así si se sigue yendo a las tiendas físicas a devolver los artículos.

Inditex quiere que sus consumidores vuelvan a «enamorarse» de comprar en tienda, y quizá esta es una buena manera de hacer que vuelvan a pisar las tiendas, pero… ¿dejaremos de o nos adaptaremos como con las bolsas? La pregunta está en el aire, y deberemos esperar a que

*Imagen: cortesía Zara 

thoughts?