La verdad ha salido a la luz. Para todos los fanáticos de Sexo en Nueva York, quizá esta noticia no sea de su total agrado. Pero vayamos directos al grano; ¿adivinas quién hubiera (y decimos hubiera porque no va a pasar) muerto en la tercera entrega de la saga cinematográfica? Nada más y nada menos que Mr. Big. Y dicen por ahí que esta fue una de las razones por la que Kim Cattrall no quiso participar en la cinta —otra tenía que ver con el sueldo—.

via GIPHY

De acuerdo al podcast, Origins, la historia se basaría en cómo es nuestra querida Carrie Bradshaw superaría la perdida de su marido. Y, aunque no a todos nos suene llamativa la trama, por obvias razones, la realidad es que a Chris Noth le parecía el mejor guión de las tres entregas.

De acuerdo con Michael Patrick King, director, productor y guionista de la serie, la decisión en torno al gran final fue gracias a que no veía cómo evolucionaría la historia si la continuaban. Para el último episodio finalmente develar el nombre de Mr. Big sonaba lógico. Además, siendo un referente de culto en la moda, un vestido espectacular también debía ser parte de lo último que veríamos (eso lo imaginábamos, pues vendrían dos películas). Nos referimos al ball gown Atelier Versace que, según cuenta King, fue mandado de París por la firma italiana para probar suerte y aparecer en lo último de Sexo en Nueva York.

Había un problema; ¿cómo se las iba a arreglar Carrie para transportar un voluminoso vestido a París desde Nueva York? “Yo no vivo en esa realidad”, comentó la aclamada Patricia Field sobre los problemas “reales” que hay al momento de trasladar semejante prenda de alta costura. “[…] Si te pones en la realidad de cómo es que una mujer puede comprar todos esos zapatos o esto y el otro, creo que solo mata [la fantasía]”, agregó.

via GIPHY

Sobre la “rivalidad”, como diversos medios lo pintaron, entre Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall, Michael Patrick James comenta que quien le dio vida al personaje de Samantha Jones nunca se unió a la fiesta del éxito. “[…] Por alguna razón Kim creyó que algo le pasó que el show no fue bueno para ella”, concluyó. 

Excluyendo a Gossip GirlSexo en Nueva York es una reliquia, como lo descubre Sarah Jessica, de su tiempo. Así que un remake no está en la mesa.

via GIPHY

Fotos: Getty Images

thoughts?