Aunque no lo creas, el aceite de rosa mosqueta es uno de los regeneradores y humectantes de la piel más efectivos. Seguramente has escuchado es uno de los mejores productos naturales para reducir líneas de expresión, eliminar enrojecimientos, hidratar pieles secas, quitar manchas y hasta cicatrices. Pero, ¿de dónde viene?

También conocida como Rosa eglanteria o Rosa rubiginosa, es un arbusto silvestre originario de Europa del Este, sin embargo, está extendida en partes de América, Asia y norte de África. El famoso aceite de ligero color rosado, se extrae de las semillas de rosa mosqueta con presión en frío.

Tradicionalmente esta planta medicinal se usa por sus propiedades para el cuidado de la piel, tales como ácidos grasos esenciales, ácido linoleico y oleico, vitamina A y vitamina C entre otros. Además, es conocida por su acción regeneradora, ya que estimula la producción de colágeno y elastina que nos dan firmeza y estabilidad en la piel.

Beneficios del aceite de rosa mosqueta

Sus propiedades antioxidantes ayudan a evitar la destrucción celular y el envejecimiento prematuro. Además, es ideal para acelerar la cicatrización y devuelve la elasticidad. También está comprobado que la rosa mosqueta reduce las estrías y devuelve el color natural en la piel, incluso los doctores la recomiendan para reducir las manchas causadas por acné.

Por su lado, cuida el cabello y es el mejor remedio para la caspa si lo usas en el cuero cabelludo, además de ser el mejor antiinflamatorio. Sin embargo, además de usarlo para la piel del rostro es uno de los mejores diuréticos. Puedes tomar té de rosa mosqueta para acelerar la digestión y ayuda a reducir los síntomas de la gripa. Como un plus, el aceite en cuestión es el mejor para revitalizar la piel después de exponerte al sol.

thoughts?