El açaí es uno de los frutos rojos de origen latinoamericano más famosos y beneficiosos que existen. Originario de Brasil, este pequeño fruto color morado es considerado un superalimento por todas las propiedades que aporta a nuestra salud.

Por su aspecto, es muy similar a los arándanos y las uvas, con un delicioso sabor que recuerda al chocolate. En Brasil este fruto ha sido utilizado desde hace siglos por los habitantes de tribus indígenas, y ahora ha trascendido a todo el mundo.

Razones para consumirlo

1. Ayuda a regular el colesterol: su aporte de fibra, su efecto antioxidante y su alto contenido de omegas dificultan la absorción de las grasas impidiendo que se conviertan en colesterol, lo que lo convierte en un buen aliado para combatir las enfermedades cardiovasculares.

2. Es antioxidante: el açaí contiene aproximadamente 33 veces más antioxidantes que una uva morada y también tiene muchos más que el arándano.

3. Alto contenido en proteínas: de hecho, más que 1 huevo y medio. 

4. Te llena de energía: esta fruta es saciante y proporciona gran vitalidad y energía tras su consumo. 

5. Fortalece el sistema nervioso: los ácidos omegas que contiene ayudan a reforzar y mantener en buen estado el sistema nervioso.

​6. Ayuda a disminuir los efectos del envejecimiento: gracias a su alto contenido en antioxidantes, ayuda a combatir a los radicales libres.

7. Disminuye el estreñimiento: su alto contenido en fibra natural beneficia el tránsito intestinal.

​8. Refuerza las defensas: su contenido de ácido elágico ayuda a combatir bacterias y virus.

9. Su gran sabor: sin más, es delicioso.

Estos son algunos beneficios del açaí que no conocías

Además de ser muy fácil de conseguirlo (casi en cualquier supermercado), lo puedes encontrar en distintas presentaciones, como polvo, pastillas, infusiones, pulpa congelada.

De esta manera puedes prepararlo y comerlo en bowls, smoothies, tés, helado, y más.

Asi puedes preparar tu Açai Bowl

Ingredientes (para 1 persona)

  • 1/2 plátano congelado y maduro
  • 10 arándanos congelados u otros frutos rojos
  • 1 cucharadita de açaí en polvo o 100 g de açaí congelado
  • 30 ml de leche de almendras u otra leche vegetal
  • 1/2 plátano y arándanos frescos (u otro frutos rojos)
  • Un puñadito de semillas de calabazan
  • Varias nueces u otro fruto seco
  • Un puñadito de semillas de sésamo

Proceso

  • Coloca el plátano, los arándanos o frutos rojos, el açai y un chorrito de la leche vegetal en una batidora, a ser posible de vaso o individual, y mezcla todo hasta que la textura sea cremosa.
  • Ve añadiendo el resto de la leche, hasta que obtengas las consistencia deseada al gusto. Eso sí, debe quedar más espeso que un batido normal, porque recuerda que se come con cuchara.
  • Coloca el puré batido en un bol, añade la fruta en rebanadas, las semillas y y los frutos secos.
  • El toque final, también al gusto, es esparcir las semillas de sésamo.

*Imagen: Unsplash

thoughts?