Adaptarnos a la nueva normalidad es parte de un proceso. Hoy, esa realidad está llegando a nosotros y dentro de ella el uso de mascarillas es esencial. Si bien, este accesorio ya es un must en nuestras vidas, y no nos referimos a él como tendencia, sino como necesidad para prevenir contagios. De hecho, un sinfín de marcas han lanzado sus propias versiones para tener uno especial que vaya con cada ocasión. Pero usarlo diario trae repercusiones en la piel, una de ellas acné.

De acuerdo a la American Academy of Dermatology, la fricción entre la mascarilla y la piel es la causa principal del trastorno —en algunos casos la irritación y la aparición de sebo son factores importantes, lo que provocan que los poros se tapen—, hoy mejor conocido como maskne. Pero hay maneras de disminuir o, inclusive, evitar esos odiados “granitos”. Claro que no hay producto maravilla para erradicarlos una vez que brotan; sin embargo, siguiendo estos consejos podrás minimizar el efecto del acné por cubrebocas.

LAVA TU mascarilla

Si lo que usas para protegerte es una versión de tela, te sugerimos lo laves después de su uso, pues si la llegas a usar más de cuatro veces por semana, solo acumulará suciedad y polvo, causando los molestos brotes de acné.

ENCUENTRA TU MASCARILLA IDEAL

Para estos momentos ya existen distintos tipos de mascarillas con diversos materiales —quizás la más común es la N95, pero hay una gran variedad en distintas telas con diseños increíbles—, es por eso que puedes tener la opción de encontrar el tipo de mascarilla que no irrite tu piel. Te recomendamos evitar piezas en materiales de nylon y poliéster, es mejor siempre llevar uno confeccionado en telas naturales como algodón, lino o seda, que dejan respirar la dermis y son suaves al tacto. Muchas somos alérgicas a los textiles sintéticos, y esto es lo que podría estarte causando problemas en la piel.

SÍ O SÍ TU RUTINA DE BELLEZA FACIAL

Ahora más que nunca es súper importante tener una correcta aplicación de tus productos de skincare para reforzar la protección de tu rostro. Al hacer correctamente tu limpieza facial e hidratación, y colocarte protector solar. Esto creará una barrera contra cualquier factor externo, protegiendo tu piel de cualquier cosa, incluso de la mascarilla.

ELIMINA EL MAQUILLAJE —SÍ, SABEMOS QUE NO ES FÁCIL

A veces es imposible prescindir del maquillaje, pero te sugerimos que cuando uses cubrebocas trates de no usarlo pues esto solo creará humedad y bacterias en toda la parte de tu cara que cubra la mascarilla, resultando en acné. Pero claro está que si se trata de los ojos, puedes recurrir al rímel o delineador.

*Imagen: Instagram

thoughts?