¿Chocolate para la piel? Aunque suene extraño, la respuesta es sí. No te preocupes, no sufrirás de acné ni de piel grasa, al contrario, sus propiedades harán que tu rostro se vea joven y radiante.

La naturaleza ha sido catalogada como una de las fuentes de belleza más populares gracias a la diversidad de ingredientes que aportan beneficios increíbles en la piel. La semilla de cacao, que es el componente principal del chocolate, hidrata de manera inmediata por sus propiedades como el hierro, calcio y las vitaminas A, B1, C, D y E, que mantienen los niveles necesarios de humedad y hacen que el rostro se vea más suave y saludable.

Además de ayudarte a mejorar la piel, comer chocolate a es una gran fuente de energía y ayuda a la producción de endorfinas, mejorando el humor. Y, aunque sea difícil de creer, es uno de los mejores tratamientos para el cabello, pues regula la producción del sebo, hidrata las puntas y previene la caspa. Asimismo este ingrediente es para que mejore la circulación y sea el mejor tratamiento para combatir la celulitis.

El chocolate puro tiene un efecto antioxidante gracias a los taninos y polifenoles, ayudando a liberar el cutis de los radicales libres y retrasando el envejecimiento, estimulando la producción natural de colágeno. Pero eso no es todo, los chocolates reducen la inflamación y refuerzan las fibras elásticas, que mantienen la piel más firme y sana.

Es importante que tengas en cuenta ciertas precauciones a la hora de usar el chocolate en la piel. Especialistas recomiendan que, en caso de tener piel grasa o de que el acné activo, no te las apliques, ya que al ser estimulante puede aumentar la producción de grasa.

Identifica tu tipo de piel y atrévete a probar estas mascarillas de chocolate para pieles secas o mixtas y recuerda que puedes aplicarlas en el rostro y cualquier parte del cuerpo:

1.-

Ingredientes:

  • 1 barra de chocolate oscuro sin azúcar
  • 2 cucharadas de aceite esencial de almendras

Preparación:

Mezclar a baño maría hasta que la barra de chocolate se derrita (no dejes que se queme). Déjalo enfriar por unos minutos y aplica sobre el rostro por 20 minutos una vez por semana. Enjuaga con agua tibia y continúa con tu rutina de skincare.

2.-

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de cacao en polvo
  • 4 cucharaditas de hojuelas de avena o avena en polvo
  • 1/2 taza de miel pura
  • 4 cucharadas de crema sin olor

Preparación:

Mezcla el cacao en polvo con la avena y al mismo tiempo agrega la miel y la crema hasta conseguir una mezcla homogénea. Aplica sobre el rostro o el resto del cuerpo por 20 minutos dos veces por semana. Enjuaga con agua fría para cerrar los poros y verás cómo suaviza la piel.

Si no sabes si tu tipo de piel es apta para usar estas mascarillas, es importante que lo consultes con un especialista para evitar efectos secundarios.

*Imágenes: Getty Images

thoughts?