Desde hace unos cuantos años, por estas fechas no solo estábamos pendientes de las vacaciones de la Familia Real en Mallorca, o de cómo pasan en el verano los famosos o de lo que nos espera en las tiendas el próximo otoño, también estábamos pendientes de un evento que se había convertido en los últimos años en el centro del universo: el desfile de Victoria’s Secret. 

El esperado desfile de Victorias Secret se cancela y no habrá más desfiles televisados

Ahora se han confirmado los rumores que venían sonando fuerte desde hace meses, y parece que la marca de lencería cierra el chiringuito y los ángeles nos desfilaran más, algo que comenzó a ocurrir desde 1995. Todo apunta que el movimiento global que recorre en mundo, en pro del empoderamiento femenino y la lucha contra la cosificación tienen mucho que ver, pero también el movimiento #MeToo parece haber conseguido que los famosos ángeles ya no acaparen más miradas.

La confirmación del cierre la ha hecho Shanina Shaik:

«Desgraciadamente el desfile de Victoria’s Secret no tendrá lugar este año. Es algo a lo que no estoy acostumbrada, porque todos los años por estas fechas me encuentro entrenando como ángel. Pero estoy segura de que en el futuro algo ocurrirá. Estoy segura de que están trabajando en la marca y en nuevas manera de hacer el desfile, porque es el mejor espectáculo del mundo»

El esperado desfile de Victorias Secret se cancela y no habrá más desfiles televisados

Aunque desde la marca hace tiempo jamás hubieran pensado que llegarían a este punto, algunos ángeles míticos habían comenzado a abandonar no solo la firma, también el desfile. Una de ellas fue Karlie Kloss, quien se despidió diciendo:

«La razón por la que decidí dejar de trabajar para Victoria’s Secret fue porque no sentía que fuese una imagen representativa de quién era yo, ni del tipo de mensaje que quería mandar a las mujeres jóvenes alrededor del mundo sobre lo que significa la belleza»

El esperado desfile de Victorias Secret se cancela y no habrá más desfiles televisados

También Adriana Lima hizo lo mismo después, y su argumento fue contundente: no estaba dispuesta a quitarse la ropa «por una causa vacía». Le siguió su compatriota Alessandra Ambrosio porque «las alas pesaban mucho» (¿?) y hasta la guapísima Gisele Bündchen confesó que desfilar como ángel le hacía sentirse insegura y «cada vez menos relajada» con tan poca ropa, algo que el resto de las mortales no hubiéramos imaginado nunca, con nuestras estrías y celulitis naturales. ¿O no?

No se sabe qué va a pasar ahora, ni siquiera está claro el futuro de la marca, pero lo que sí parece es que con la desaparición de este evento se cierra también una era en la moda, que trae consigo muchos interrogantes.

*Imágenes: Getty Images

thoughts?