Antes de que existiera la que se convirtió en la serie de culto para las fashionistas, Sexo en Nueva York, no había existido alguien que fuera a partir de ese momento un icono de la moda como lo fue Carrie Bradshaw o Sarah Jessica Parker. Y es que en ocasiones no hemos podido descifrar quién es quién de lo que se han llegado a mimetizar.

La influencia de Carrie sigue viva, y acabamos de ver una demostración de ello en Emily Ratajkowski, quien ha decidido ser una nueva Carrie, recuperando una de las imágenes más recordadas de la protagonista, pero dándole un toque personal, añadiendo a su perro en este paseo por la ciudad de Nueva York.

La modelo Emily Ratjkowski se inspira en Carrie Bradshaw y copia su llok

La modelo eligió también un tank dress, y recreó el look Bradshaw pero con dos variantes: en la serie, específicamente en el episodio 15 titulado Shortcomings, la periodista luce un vestido verde a juego con un par de sandalias altas. Ratajkowski llevó un diseño similar en amarillo —porque recuerda que es el color de la temporada— con unos sneakers Nike para darle un toque moderno.

Pero si analizamos de cerca ambos outfits, hay un elemento que Emily ha querido copiar tal cual: las sutiles cadenas doradas. En el caso de Carrie, ella lleva uno con su nombre, una tendencia que ha regresado con fuerza como también venimos contando. La modelos opta por dos con colgantes circulares. Cualquiera de las dos versiones, aportan un toque chic a cualquier look, por muy sport que queramos crearlo.

*Imágenes: Getty Images
thoughts?