No todas las madres tienen la fortuna de ver a un hijo llegar a los 70 años. Pero la reina Isabel II sí. Ayer por la noche, el palacio de Buckingham se vistió de gala para celebrar el cumpleaños del príncipe Carlos. Un momento emocionante para la familia real británica y para la nación en general.

Claro que al festín, los hijos del príncipe y sus respectivas esposas fueron convocados. Ambas duquesas apostaron por un peinado recogido y remataron con espectaculares pendientes de diamantes. En cuanto a la elección de vestimenta, Meghan Markle optó por su escote estrella, el bateau, en un vestido negro. Kate Middleton, por el otro lado, apostó por un diseño con detalles florales en organza rosada.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Beautiful😌🤤💖

Una publicación compartida de Kate Middleton (@katemiddletonphotos) el

Lo más emotivo del momento no fue la asistencia de toda la familia sino las palabras que la misma reina dedicó al príncipe de Gales. Estas, fueron compartidas con el mundo a través de las redes sociales de The Royal Family: “Es un privilegio para cualquier madre poder proponer un brindis en el cumpleaños 70 de su hijo. Quiere decir que has vivido lo suficiente para ver a tu hijo crecer […] Mi madre me vio cumplir 70. Y ella pudo percibir que 70 es exactamente la edad en el que el número de velas en tu pastel finalmente excede la cantidad de aire para apagarlas todas”.

Las celebraciones por este hito en la monarquía comenzaron dos días después de la boda real de los duques de Sussex con un desayuno en el palacio de Buckingham. Y todo concluyó con una noche espectacular y su correspondiente cena en honor al heredero del trono.

Fotos: Getty Images

thoughts?