Si existe algo que une a las jugadoras, expertas y fanáticas del fútbol de todo el mundo, es el sexismo. Durante mucho tiempo, el fútbol femenino ha vivido a la sombra del juego de los hombres, con jugadoras que luchan día a día por ser tomadas en serio como ocurre con los futbolistas hombres.

Afortunadamente, esto ha comenzado a cambiar. El mundo se ha detenido a ver las espectaculares presentaciones que tienen lugar en los partidos de mujeres. En los primeros tres meses de 2022, por ejemplo, la Asociación para el Deporte Femenino registró que más de 15.1 millones de personas vieron al menos tres minutos de cobertura del fútbol femenino, un récord para el primer trimestre del año.

Los cuartos de final del partido de la Liga de Campeones Femenina de la UEFA celebrado en mayo en el estadio Camp Nou en Barcelona, contó con más de 94.648 aficionados convirtiéndose en el partido de fútbol femenino con más asistencia.

Recientemente, el Campeonato de Europa Femenino de la UEFA ha vivido su máximo apogeo, con un promedio de audiencia en televisión de 3,2 millones en julio. Reino Unido es el anfitrión de este torneo que ha atraído a más entusiastas a cada partido del fútbol femenino. En Italia, por ejemplo, es la primera vez que la competición se emitió en televisión pública. El canal Rai 1 congregó frente al televisor a más de 2.64 millones de espectadores para ver el partido Italia vs Francia.

En nuestro país, la Copa también ha generado gran revuelo. Siendo el partido España frente a Dinamarca el que ha acaparado más miradas. 1.6 millones de espectadores siguieron la transmisión del mismo en TVE. Superando así las cifras habituales de espectadores que ven los partidos de la selección nacional femenina.

Más de 70.000 fans/seguidores presenciaron el partido inaugural de Inglaterra frente a Austria en el estadio Old Trafford (y los más de cuatro millones que lo vieron desde casa), rompiendo así los tabúes que aún hoy existen alrededor de este deporte. ¿Te gustaría asistir a la final del torneo? No te molestes en ni siquiera en intentar conseguir entradas. Se agotaron en la primera hora desde el inicio de la venta online.

¿Estamos entonces frente al cambio cultural que hemos estado esperando para el fútbol femenino? Parece ser que sí. Pero no sólo se trata de multitudes apoyando este progreso, también se debe agradecer a los patrocinadores del torneo como Heineken que ha desplegado la bandera de un juego inclusivo. Desde principios de año, la empresa cervecera con alcance mundial (que es sinónimo de la UEFA Champions League masculina) ha dedicado sus plataformas para romper con la barrera de género que existe en el fútbol, recordando que al menos dos terceras partes de las mujeres en este deporte han sido discriminadas por su género.

El fútbol femenino al fin está cambiando para mejor, y este es el porqué

Como parte del patrocinio, la marca ha reclutado a la exjugadora y actual presentadora de televisión, Alex Scott -quien marcó el gol ganador para el Arsenal en la Eurocopa Femenina de 2007– para ser la cara de la campaña “Un brindis por todos los fans”.

“Lo que me encanta del fútbol es que une a personas de todas partes” dijo Scott, considerada una de las pioneras en el fútbol femenino. “Todos tienen derecho a formar parte del deporte que aman, sean fans o jugadoras”.

Con el único objetivo de promover la igualdad en el fútbol entre mujeres y hombres en las competencias de UEFA, Heineken® también ha lanzado la iniciativa “Fresher Football”, que aborda las estadísticas erróneas que existen alrededor de este deporte y buscan eliminar los prejuicios de los aficionados (algunas de las respuestas más populares en línea sobre la UEFA Champions League tienden a dejar fuera datos importantes sobre el fútbol femenino).

Junto a Scott hay otra leyenda del fútbol que sabe bien cómo de normalizado ha sido el sexismo -y que se mantiene en muchos aspectos- en el deporte.

El fútbol femenino al fin está cambiando para mejor, y este es el porqué

Karen Carney MBE, la exjugadora profesional de Inglaterra y actual locutora para Sky Sports, dos veces galardonada como la Jugadora Juvenil del año para la FA y quien representó a su país en las competencias más importantes de selecciones nacionales como lo son la Copa Mundial femenina y cuatro campeonatos femeninos de la UEFA.

Ella es el claro ejemplo de la mujer que se ha enfrentado a los retos que afrontan las mujeres hoy en día. Porque, como ella explica, la barrera de género que se encuentra frecuentemente en el fútbol tuvo un fuerte impacto en ella desde el principio de su carrera. Desde muy pequeña le dijeron que “las niñas no deberían jugar fútbol”.

Pero fueron sus innegables habilidades las que hablaron por ella y las que cambiaron esa percepción. “En el primer día del campamento de fútbol fuí elegida casi al final sólo porque era una niña, pero en el segundo día me eligieron la primera”, dijo Carney. Esta experiencia es la razón por la que Carney aprovechó la oportunidad de participar en la campaña “YO SOY LA 12ª MUJER”.

Heineken® recomienda el consumo responsable. 

thoughts?