Pues parece que a Blue Ivy no le es suficiente con tener melena molona y padres que dominan el mundo, sino que, además, quiere ser la reina de las fiestas, la Preysler de la que quiera que sea su generación. El año pasado, su cumpleaños se convirtió en el reino de hielo de Frozen y, este, en una mezcla alocada de cosas adorables y mucho rosa. La anfitriona llevaba tutú de bailarina y zapatillas y, sus invitadas, vestidazos de princesa. Porque, ¿qué es eso de que solo la cumpleañera puede ir vestida de gala? Eso, ya no.

It's my party y yo visto de princesa a quien me de la gana.
It’s my party y yo visto de princesa a quien me de la gana.

Mamá Beyoncé ha sido la encargada de compartir las instantáneas de la celebración a través de su web; y lo ha hecho ahora, a pesar de que el cuarto cumpleaños de la muy-cool-Blue fue el pasado mes de enero. Pero no pasa nada, Bey, porque sabemos que estás muy ocupada y bastante tienes ya con sacar horas al día para publicar discos, petarlo fuerte en escenarios y lanzar tu colección de ropa deportiva, Ivy Park.

[galeria]

thoughts?