Los sonidos del cajón de flamenco fueron el inicio, en una Plaza de España de Sevilla en completa oscuridad, a un show que desde hace tiempo se sabía que nos dejaría con la boca abierta. El espíritu de la mítica bailaora Carmen Amaya -La Capitana como muchos la conocían- estaba presente en cada zapateao, donde solo los arcos iluminados adelantaban en lo que se iba a transformar el Parque de María Luisa.

Después del flamenco, la orquesta y la luz. Las míticas escaleras de la Plaza de España, con sus azulejos azules y engalanadas de flores rojas, como el ejército de bailarinas que las descendía, acompañaban a los bailaores en un baile silencioso, lleno de arte, de duende, como la noche sevillana.

Dior Cruise 2023: la maison trae el duende a Sevilla

Y después, el desfile. Una a una las modelos aparecían en escena, descendiendo las escaleras mientras se avistaban los sombreros cordobeses creados para la ocasión por la marca española Fernández y Roche, y que han lucido también las famosas invitadas. (Y que todos vamos a querer a partir de esta noche).

Prendas que se inspiran en mantones de Manila, tirantes de que acompañan talles altos, como los de los bailaores y los toreros. Sombreros cordobeses. Toreras y brocados. Fustas con trajes que combinan la equitación con la sofisticación.

Melenas andaluzas… Maria Grazia Chiuri ha convertido a sus modelos en mujeres del sur de España, con largas coletas y raya en medio la mayor parte de los beauty look, donde los ojos ahumados, gitanos, centran todo el protagonismo, creados por Peter Philips. Total looks negros, blancos y rojos, como los claveles y flores españolas que acompañan los trajes de faralaes, como si volviéramos una y otra vez a la Feria de Abril, o a las ferias que salpican toda Andalucía.

La música de «Di mi nombre«, de Rosalía, cambia el ritmo y da paso a looks más sofisticados, más de noche, donde el terciopelo -a juego con el de los bailaores y las bailarinas- se deja ver en la noche sevillana. Volantes sutiles en escotes y faldas con vuelo y volumen, capas y mucho encaje, como el de las mantillas que acompañan las procesiones de Semana Santa.

Maria Grazia Chiuri ha elegido cada detalles de Andalucía, para incluirlo en este colección Crucero 2023 llena de magia. Y no solo porque haya elegido España para ello, si no porque la tiene. Porque Dior vuelve a España y a Sevilla para mostrar esa Andalucía moderna y clásica a la vez, que vive un momento actual lleno de nuevos diseñadores.

El Parque de María Luisa, con sus puentes de azulejos y sus canales, ha visto desfilar botas altas de piel, como las que se usan en los cortijos y en el campo andaluz, cinturas marcadas con grandes cinturones, de los que cuelgan abanicos (ese accesorio que todas las españolas llevamos en el bolso), chaquetillas de torero pero sin toro, bordados sobre transparencias, conjuntos cómodos, como si regresáramos a la Sevilla de antaño y de aires masculinos en ocasiones, también recuerdo de esa Carmen Amaya que fue pionera en vestirse con ropa de hombre para bailar sin reglas, en libertad.

Los acordes de la guitarra española, junto con el violín trajeron sobre el escenario looks de fiesta monocromo en colores tan inesperado como el amarillo, pero tan español. Escotes palabra de honor junto con vestidos de grandes faldas y colas, como si las mujeres de los cortijos de siglos pasados hubieran regresado al presente.

«Bulerías«, de nuevo Rosalía, pone el ritmo mientras las bailarinas se mueven de un lado a otro, como los costaleros que llevan los pasos de la Semana Santa sevillana, icono en el mundo. El duende, de nuevo, se apodera de la noche mientras desfilan vestidos en los que se pueden ver las ilustraciones de María Ángeles Vila Tortosa, la artista española invitada en esta ocasión, y cuyos carteles inspirados en la figura de la transgresora Carmen Amaya, han fusionado arte y moda. 

Después de un desfile así, en donde Dior y Maria Grazia Chiuri nos han recordado la magia que se esconde en cada rincón de nuestro país, de los artesanos que bordan, que trabajan la piel, que recuperan el trabajo ancestral de muchos otros, solo podemos decir ¡gracias por elegir Sevilla y España!

*Imagen principal: Ángela Suárez para Dior

thoughts?