Ha sido astronauta, doctora, entrenadora, profesora, veterinaria, cajera de McDonald’s, piloto, presidenta, soldado, cirujana, embajadora de Unicef… y así hasta un largo etcétera de más de 150 carreras. Tiene 50 pasaportes de 50 nacionalidades distintas, se ha vestido con 980 millones de metros de tela y ha calzado más de un billón de pares de zapatos. Es una muñeca, pero sobre todo es un icono global que nos lleva mirando, con un puesto de honor en nuestras habitaciones infantiles, desde hace más de medio siglo (¡y sin una sola arruga!).

Se llama Barbara Millicent Robert, aunque todo el mundo la conoce como Barbie, y el 28 de octubre protagoniza una nueva exposición dedicada a sus curvas de plástico: Barbie. The Icon, en el Museo delle Culture di Milano (Mudec).

En sus primeros años de vida, Barbie solo tenía una cara (aunque estaba disponible en versión rubia o morena) y se vendía por tres dólares. © Mattel Inc.
En sus primeros años de vida, Barbie solo tenía una cara (aunque estaba disponible en versión rubia o morena) y se vendía por tres dólares. © Mattel Inc.

Su creadora, Ruth Handler, le puso el nombre de su hija Barbara, precisamente el de la niña que inspiró todo. Handler se dio cuenta de cómo la pequeña prefería jugar con muñecas de apariencia más madura frente a la oferta existente de juguetes inspirados en bebés.

Nacía así, el 9 de marzo de 1959, y a un precio de tres dólares, una muñeca de solo 29,2 centímetros que se convertiría en la más famosa de todos los tiempos; la única que ha tenido el privilegio de resistir al paso de los años (y no solo por lo robusto de su pvc), adaptándose a todos los cambios que se han dado en sus más de 50 años de vida. Porque si algo caracteriza a Barbie es su capacidad para amoldarse a los tiempos. ¿Sus últimas aventuras?, lanzarse de lleno al 2.0 abriendo una exitosa cuenta de Instagram y un canal de Youtube, mientras se bajaba de sus eternos zapatos de tacón.

En su primer año de vida se vendieron la friolera de 351.000 muñecas. Hoy en día, Mattel estima que se vente una cada tres segundos en algún lugar del mundo, así que Barbie sigue tan en forma como siempre. Eso sí, con algo más de cintura desde el pasado cambio de siglo para frenar así a los que le achacaban fomentar la extrema delgadez.

[galeria]

Barbie. The Icon puede verse desde el próximo 28 de octubre y hasta el 13 de marzo de 2016 en el Museo delle Culture di Milano (Mudec).

thoughts?