Si después de estas fechas navideñas donde es casi imposible llevar una dieta balanceada por causa del pavo, la pierna al horno, papas al por mayor, pastas, el ponche, y todo lo que implicó cada cena familiar, aquí te dejamos algunos consejos que te ayudarán a retomar tu figura mientras cuidas tu salud.

Algunos tips que podrán ayudarte a comer más saludable sin tener que matarte para lograrlo, los compartimos a continuación:

  • Es muy importante poder hacer cinco comidas al día. Si generalmente haces tres, podrías agregar un ligero snack a media mañana y otro a media tarde, así evitarás llegar a la hora de la comida con hambre descontrolada.
  • Come en horarios regulares. Se recomienda desayunar dentro de una a dos horas después de haber despertado. No esperes demasiado entre tus comidas, ya que esto hará más difícil tomar decisiones saludables cuando se tiene hambre.

Consejos para regresar a la comida saludable

  • Si te encantan las cosas fritas, una muy buena opción además de saludable, puede ser cocinar con una freidora de aire, dando la misma sensación de fritura pero sin todo el aceite que se requiere para ello.
  • Evita excederte con las cantidades. Una buena alimentación no significa renunciar a comer bien, no es pasar hambre, por lo que la flexibilidad juega un papel muy importante. 
  • Aumenta la fibra, ya que ayuda a mantener una mejor digestión y brinda una sensación de sentirte lleno por más tiempo. También ayuda a controlar el azúcar en la sangre y reduce los niveles de colesterol.

Consejos para regresar a la comida saludable

Puedes agregar una taza de frijoles o lentejas en tu platillo, comer fruta entera como una manzana, una pera, etc. 

  • Limita los azúcares añadidos, esto evita el aumento de peso, obesidad, y enfermedades del corazón. Entre estos azúcares están el jugo de caña, jarabe de maíz, dextrosa y fructosa.

Beber agua en lugar de bebidas azucaradas, es un gran paso para evitar los azúcares dañinos. 

  • Cocina en casa. Este pequeño cambio te ayudará a reducir el consumo de alimentos procesados y que contienen grandes cantidades de sodio, lo cual puede desencadenar un aumento en el riesgo de presión arterial alta, ataque cardiaco y accidente cerebrovascular.
  • Consume más frutas y verduras. Este es uno de los hábitos dietéticos más importantes, ya que están repletos de nutrientes como antioxidantes, vitaminas y minerales. Procura llenar la mitad de tu plato con estos elementos en cada comida.

*Imágenes: Unsplash