Después de las vacaciones, en las que siempre nos saltamos algunas de nuestras propias normas, horarios, rutinas y por supuesto dietas, volver a la normalidad, incluida la vuelta al trabajo, a veces no siempre es fácil o no tan rápido y sencillo como quisiéramos.

Después de los excesos, lo más fácil que puede pasarnos es que nuestro sistema inmunológico se sienta afectado, y por si no lo sabías, el correcto funcionamiento del sistema inmunológico nos va a permitir hacer frente de forma más eficaz a posibles infecciones que pueden complicarse si nuestro sistema inmune no está sano. Por eso, en plena crisis por la pandemia del coronavirus, es más necesario que nunca reforzar nuestras defensas. Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia, nos da algunos consejos para conseguir un sistema inmunológico más fuerte.

La alimentación es clave para subir las defensas

Una dieta completa y equilibrada nos brindará los nutrientes necesarios para mantener nuestras defensas altas. Es cierto que en verano salimos más y es más difícil llevar una alimentación sana. Por eso a la vuelta de las vacaciones, es aconsejable retomar nuestros buenos hábitos alimenticios. ¿Qué comer para subir las defensas? De todo, en su justa medida y, principalmente, alimentos ricos en vitaminas y minerales, como las frutas, las verduras, las legumbres, los cereales, los huevos, el pescado azul y los frutos secos. Además, la nutricosmética es un buen complemento a la dieta, para reforzar las defensas en periodos puntuales, por ejemplo, de cara al otoño.

Descanso, es fundamental

Junto a la alimentación, para reforzar las defensas es importante, por un lado, descansar correctamente, dormir bien (entre 7 y 8 horas al día) y controlar los niveles de ansiedad y estrés (que pueden influir negativamente en las defensas). La vuelta al trabajo y la situación de incertidumbre que vivimos actualmente por el coronavirus pueden incrementar el estrés. Hay técnicas como el yoga o la meditación que ayudan a relajarse. Además, los aceites esenciales son un gran aliado para la relajación.

Deporte, puede ayudarte mucho

Por otra parte, está demostrado que mantener una actividad física moderada también es beneficioso para el sistema inmunológico (además de para el sistema locomotor, cardiovascular, etc.). Por eso conviene realizar de forma habitual algún deporte. Es aconsejable adecuar la intensidad del ejercicio a nuestra forma física para no sobrecargar los músculos. Y es más recomendable hacer ejercicio moderado o de baja intensidad, pero de forma regular, que pegarnos una paliza un día y no volver a hacer nada.

*Imagen: Cortesía

thoughts?