Ayer la Organización Mundial de Salud declaró el Coronavirus —COVID-19— como pandemia global, tan solo dos días después de que Italia cerrara sus fronteras y cancelara cualquier evento masivo. Hasta nuevo aviso, los habitantes del país no podrán salir de sus casas para cumplir con sus rutinas. Y bueno, por obvias razones la industria de la moda se ha visto afectada ante la epidemia, incluso desde la semana de la moda de Milán. De hecho, una de las asistentes fue diagnosticada con el virus, la primera socialité de la moda, según escribe Vanessa Friedman, en dar positivo a la prueba.

Ante la ola de preocupación, las personalidades y diseñadores italianos han unido fuerzas para apoyar la causa. Giorgio Armani fue el único diseñador en cancelar su presentación en el marco de Milan Fashion Week. Tras el llamado de emergencia nacional, Armani cerró sus boutiques en la región de Lombardía para cuidar la salud de sus empleados y su clientela. Además hizo una donación de €1.25 millones de euros a cuatro hospitales y a la Agencia Nacional de Protección Civil para ayudar a frenar el brote.

Siguiendo los pasos de Giorgio Armani, Dolce & GabbanaKeringLVMHSwarovski y Versace, son algunas de las grandes empresas que se han solidarizado con donaciones millonarias para aplacar el Coronavirus. Por su lado, la blogger y empresaria Chiara Ferragni abrió una cuenta de donaciones con su esposo, Fedez. Aunque la meta era alcanzar €1.5 millones de euros, la moción ha superado los €3 millones. Los fondos serán destinados, particularmente al Hospital San Raffaele de Milán.

 

La agenda de la moda se ha pospuesto para evitar el contagio masivo. Gucci, por ejemplo, canceló su presentación Cruise 2021 en San Francisco. Hermès tenía programada su pasarela Resort en Londres, pero anunció que será pospuesta. Sin embargo, según aseguran los organizadores de la Met Gala, este próximo evento masivo de la moda sigue en pie. ¿Tendrá menos asistentes?

*Imágenes: Getty Images

thoughts?