Si alguna vez has hecho una dieta, la que sea, muy probablemente haya contenido más de un platillo con semillas de chía. Estas pequeñas semillas provenientes de la planta salvia hispánica de la menta han sido un boom en los últimos años, catalogadas incluso como una superfood infalible para la digestión, la pérdida de peso, entre otros.

La chía es igualmente fácil de encontrar como de preparar, ya que gracias a su versatilidad, podemos crear platillos diferentes y cero aburridos como los famosos puddings, bowls o hasta smoothies. Pero hay razones que van más allá de su estética detrás de su popularidad. Te contamos algunos de los beneficios de la chía.

ALTA EN FIBRA

La fibra es una gran aliada a la hora de limpiar el organismo y mantener nuestra salud intestinal en control. Casi todos los carbohidratos de la chía son en realidad fibra, lo que también ayuda con la saciedad y la ansiedad del hambre.

MÁS CALCIO DE LO QUE CREES

Lo creas o no, la chía contiene mucho más calcio que la mayoría de los productos lácteos. Si eres intolerante a la lactosa, esta es una gran noticia para ti pues sin problema podrías sustituirlos por estas semillas.

¿ANTIOXIDANTES? TAMBIÉN

Nos gusta pensar que los antioxidantes son milagrosos. Retrasan los signos del envejecimiento, reducen el riesgo de cáncer y mejoran el funcionamiento de las células. Básicamente, son la fuente de la juventud y sí, también los puedes encontrar en la chía.

OMEGA-3, OTRO ELEMENTO MILAGROSO

El Omega-3 es un ácido graso súper importante para el cuerpo, sin embargo, no hay muchos alimentos que la aporten además del pescado, nueces y algunas semillas. Principalmente, este omega protege el corazón y mejora la calidad del sueño.

VEGAN FRIENDLY: PROTEÍNA

Muchas veces es difícil encontrar proteína en otras comidas que no sean pollo o pescado. La chía es ideal para los que no consumen carne, ya que contiene 4 gramos de proteína por cada porción de 2 cucharadas.

*IMÁGENES: Unsplash

thoughts?