Vale, la cesta de paja como bolso del verano no es nada nuevo, ahí te damos toda la razón. Pero sí lo es la manera en la que este clásico estival ha conquistado también las calles de la ciudad.

Inspiradas por el efortless chic de Jane Birkin en los evocadores años setenta, instagramers y habituales en las imágenes de street style han adoptado a este complemento como nueva mascota chic del verano. Hace más de 40 años la inglesa recorría medio mundo con una cesta colgando de un brazo y Serge Gainsbourg del otro, y ahora sus fotografías sirven para demostrar que los capazos no son solo habitantes de la playa: tienen vida (y mucha) también en la urbe.

Jane y Serge pasearon amor (y cesta) por medio mundo. En la imagen, en Tokio. © Getty Images

El bolso de Birkin fue una constante en su guardarropa durante casi una década en la que lo combinó con todo tipo de estilismos. Lo que en principio podría parecer complicado ella lo hizo fácil, adaptado el modelo a cualquier ocasión: lleno a reventar, con tapa o sin ella o, para vestirlo de gala, con un pañuelo de seda enrollado a su asa.

¿Y para la noche? Pues vestía ‘de gala’ su capazo cubriéndole el asa con un pañuelo de seda. © Getty Images

El idilio y el capazo no duraron para siempre (si Hermès te dice ven, lo dejas todo, y más si llega para ofrecerte un bolso con tu nombre), pero las imágenes de aquella época sirven ahora para inspirar otro verano que ya se intuye en el horizonte.

¿Te apuntas a emular a Jane Birkin? Te lo ponemos fácil con esta galería:

[galeria]

thoughts?