En octubre del año pasado, Burberry, Stella McCartney y H&M firmaron el New Plastics Economy Global Commitment, un acuerdo para evitar desperdiciar plástico. Uno de los objetivos es que para 2025, el empaque de estas marcas pueda ser reciclado de manera eficaz.

Burberry ha decidido empezar a tomar medidas desde ya. Este año la marca británica planea empezar a eliminar todo el uso de plástico en las bolsas y en las cubiertas de la ropa, reemplazándolos por otros materiales biodegradables y que se puede reutilizar. Además de establecer un programa en el que la gente pueda regresar los ganchos cuando no los necesite más.

Quitando los elementos de plástico, Burberry no generará alrededor de 29 toneladas de producción de dicho material, lo cual es un gran paso para la industria y por supuesto, el medio ambiente. Sobre todo si consideramos que la moda es una industria que le ha costado ser sustentable.

Es hasta ahora que algunas marcas han renunciado al uso de la piel en sus colecciones. Aún así falta mucho para que la moda establezca un sistema que sea amigable con el medio ambiente. Hay que considerar que lavar la ropa significa un gasto de agua considerable. Y hablando precisamente de este recurso, el uso excesivo de plástico es lo que ha contaminado en gran forma a nuestros océanos.

Otras marcas como Unilever, L’Oréal y Target se han comprometido a reducir los empaques de plástico. En cuanto a Burberry, el objetivo de volverse sustentable en un periodo de seis años, es un gran ejemplo para otras marcas de lujo. Al final, la moda no tendría que ser algo que afecte al planeta.

thoughts?