Ya en verano nos llegaron los primeros indicios en forma de cestitas de mimbre o paja invadiendo Instagram. Y la tendencia no se ha esfumado ni con la bajada de temperaturas. Todo lo contrario: la llegada de la nueva temporada ha hecho que los bolsos redondos se multipliquen.

Quédate con su silueta: este otoño vas a querer un bolso redondo. © Getty Images

Hablamos de un bolso redondo, inspirado en grandes bomboneras o pequeñas sombrereras. Como la que muy literalmente proponen desde Louis Vuitton, que han encogido las proporciones del célebre modelo en el que las damas de hace más de un siglo conservaban sus tocados.

Al igual que sucedió hace unos años con sus baúles (reinventados en el clutch Petite Malle), Nicolas Ghesquière ha querido adaptar la sombrerera al 2017: disminuyendo su tamaño y colocándole un pequeño asa para llevar como bolso de mano o con una correa larga para colgar cruzada. Y es carne inmediata de wishlist.

Sobre las pasarelas los hemos visto en desfiles tan dispares como Chanel, Chloé, Aigner, John Galliano, Mulberry… © Studio Lazzari

Pero la firma francesa no ha sido la única, ni tampoco la primera: entre la avanzadilla de marcas que ya llevan un par de temporadas diciendo que el bolso será redondo o no será encontramos a la inglesa Mulberry, a la siempre favorita Mansur Gavriel o a Chloé, con su célebre Pixie.

Y tampoco son las únicas. Sobre las pasarelas hemos visto muchas y muy diferentes propuestas de firmas tan dispares como Chanel, Aigner o John Galliano que coinciden todas en proponer un modelo de tamaño reducido, para cargar con lo imprescindible, y que funciona de la mañana a la noche.

[galeria]

thoughts?