© Instagram
© Instagram

1. LA PRE-BODA
Porque si Kim Kardashian no tiene suficiente con tres bodas, a ver si os íbais a pensar que iba a dejar pasar por alto el tener, además, una pre-boda. ¡Y qué pre-boda! Primero, su despedida de soltera en París rodeada de sus (muchas) hermanas y amigas. Luego, una comida en el palacio de Valentino y, para rematar -y antes de volar a Florencia- una cena a todo lujo en, eeeeeem, uno de los salones del Palacio de Versalles. Porque, otra cosa no, pero Kim quiere las cosas sencillas como ella misma.

Kim y sus amigas la noche de su despedida en París.   © Cordon Press
Kim y sus amigas la noche de su despedida en París. © Cordon Press

2. LA BODA
La ceremonia se celebró el pasado sábado 24 de mayo al atardecer en el Fuerte de Belvedere de Florencia, donde viajaron los invitados después de la jornada previa de celebraciones en París (ver punto 1). Allí, les casó Rich Wilkerson Junior, un pastor de Miami, según informa MailOnline.

Para Kim era la tercera boda, así que seguro tuvo la situación controlada; Kanye, en cambio, estuvo «muy nervioso», según informa un testigo al portal: «Era consciente de la importancia de lo que estaba a punto de hacer. Por la mañana era todo sonrisas, pero a medida que se acercaba el momento podías ver cómo los nervios le iban atacando», comenta. Claro, chico, ¡es normal!

La boda se celebró en el Fuerte de Belvedere, en Florencia.   © Cordon Press
La boda se celebró en el Fuerte de Belvedere, en Florencia. © Cordon Press

3. EL VESTIDO LOS VESTIDOS
Está claro que el más importante fue aquel en el que se enfundó para subir al altar, un diseño de Riccardo Tisci (su BFF en la moda) para Givenchy con mangas de encaje. Antes de que, pasada la resaca matrimonial, Kim nos deleitara con las instantáneas que abren este tema, pudimos hacernos una idea de cómo era el vestido gracias a la fotografía filtrada que recorrió las redes ese fin de semana.


Sin embargo, no fue el único diseño que vimos. Solo faltaba, ¿se os ha olvidado que hablamos de la Reina Kardashian?. Primero, nos sorprendió en su despedida con un cortísimo vestido bordado de Balmain, otro largo y estampado en la comida con Valentino (donde todas su hermanas fueron también vestidas de la firma) y uno blanco con pronunciado escote en uve para la cena en Versalles. ¿Alguien da más? Sí, ella misma, pues tras la ceremonia, volvió a cambiarse. ¡Récord!

En su despedida, de Balmain; camino a la comida de Valentino y con un vestido de la firma y, por último, vestida de blanco para la cena pre-boda en Versalles.  © Cordon Press
En su despedida, de Balmain; camino a la comida de Valentino y con un vestido de la firma y, por último, vestida de blanco para la cena pre-boda en Versalles. © Cordon Press
Kim viste de Ermanno Scervino por las calles de París, durante los preparativos de la boda.   © Cortesía de Ermanno Scervino
Kim viste de Ermanno Scervino por las calles de París, durante los preparativos de la boda. © Cortesía de Ermanno Scervino

4. LOS INVITADOS
A lo largo del fin de semana son muchos los rostros que hemos visto alrededor de la pareja, celebrando con ellos su enlace. Desde un sorprendente Valentino que, como ya hemos dicho, les acogió en su palacete francés, hasta Olivier Rousteing (Director Creativo de Balmain), Andre Leon Talley, Riccardo Tisci, John Legend, Rachel Roy

Anna Wintour, finalmente, no pudo acudir por tener otros eventos familiares en la agenda (OOH) y, aunque se esperaba a Beyoncé, Queen B tampoco hizo acto de presencia. ¡Eso sí! Les dedicó unas palabras a través de Instagram deseándoles lo mejor:

<<Os deseo una vida llena de amor incondicional. Que Dios bendiga a vuestra bonita familia>>

¿La anécdota? Cientos de fans se agruparon en el Fuerte de Belvedere esperando a (atención, redoble) ¡Justin Bieber! Pensaron que el cantante no faltaría a la ¿boda del año? del mundo de la música (por parte de novio, claro). Pero nada, que no. Que se quedaron con las ganas…

¡Ah! Y en la ceremonia florentina fueron 200 invitados, nada más y nada menos, según informa MailOnline.

5. LA MÚSICA
Lana del Rey para la cena en Versalles (donde cantó tres canciones, entre ellas Young and Beautiful, por petición expresa de Kanye) y Andrea Boccelli para la boda. Sin escatimar en gastos, you know.

© Instagram @privategg y @kanyewest79
© Instagram @privategg y @kanyewest79

Y, para terminar, las imágenes: los twitpics que nos dejaron, las fotos del fotomatón (porque, ¡ey! hubo fotomatón) y todo lo que los invitados pudieron enseñarnos teniendo en cuenta que, durante la ceremonia, tuvieron que firmar una cláusula en la que aceptaban a no meter el móvil (como si aquello fueran los Oscars, aprox.). ¡Dentro galería!

[galeria]

thoughts?