Después del día intenso que tuvieron ayer don Felipe y doña Letizia, hoy los Reyes han iniciado el día desde temprano con nuevas actividades. La primera de ellas ha sido trasladarse hasta El Templete, un lugar simbólico en la historia de la isla porque es ahí donde nació la ciudad hace 500 años.

Situado en la Plaza de Armas de La Habana Vieja, es además Patrimonio de la Humanidad, y allí la comitiva que acompaña a los Reyes ha podido conocer más de la historia gracias a la compañía del historiador Eusebio Leal. Para la ocasión, y como cualquier turista haría en un recorrido aí, SSMM se han puesto cómodos y hemos visto como el blanco volvió a hacer acto de presencia en el armario de la reina en este viaje. Doña Letizia ha vuelto a lucir un vestido camisero troquelado que ya vimos el pasado mes de agosto en sus vacaciones en Mallaroca. Vaporoso y con anudado a la cintura, está firmado por el diseñador Adolfo Domínguez.

La reina Letizia de nuevo apuesta por el blanco en su segundo día en Cuba

De nuevo sus alpargatas en blanco roto de la firma española Mint & Rose y una vez más unos discretos pendientes de aro en oro amarillo y el anillo más famoso de su joyero, el de Karan Hallam. Esta vez la reina Letizia sabe que su vestuario debe ser más discreto que en otras ocasiones, por la situación que vive el país.

La reina Letizia de nuevo apuesta por el blanco en su segundo día en Cuba

La siguiente parada ha sido llegar hasta el Palacio de los Capitanes Generales, donde han recibido una Giraldilla, uno de los símbolos más antiguos de la ciudad representado por una mujer esbelta. Parece que el rey Felipe VI se ha puesto de acuerdo con la reina, porque hoy ha vuelto a lucir una guayabera típica del Caribe, esta vez en color blanco, el mismo que toda la comitiva ha elegido también.

La reina Letizia de nuevo apuesta por el blanco en su segundo día en Cuba

*Imágenes: Casa Real 

thoughts?