Lo que lees: si la contaminación es una de las mayores consecuencias negativas del avance de la sociedad y está perjudicándolo todo, nuestra piel (o sea, nuestro órgano más sensible y expuesto) no iba a ser menos. Tenemos muy presente desde hace mucho tiempo que todo, de un simple dolor de cabeza a un cáncer, puede estar asociado al nivel de toxicidad del ambiente en el que vivimos, pero aún no nos hemos concienciado del todo de que uno de sus males es el impacto sobre nuestra piel.

“Los dermatólogos están cada vez más preocupados por el impacto que tiene el medioambiente sobre la piel, pero la mayoría de la gente no es consciente del daño que esto implica. Es vital entender a qué exponemos nuestra piel viviendo en la ciudad para adoptar las medidas necesarias y protegerla de daños y del envejecimiento prematuro causado por los radicales libres”, asegura la Doctora Stefanie Williams, dermatóloga y fundadora de EUDELO Dermatology & Skin Wellbeing.

Y lo peor de este fenómeno es que no sabemos hasta dónde puede llegar, pues nunca ninguna generación ha envejecido conviviendo con los niveles de polución actuales (que, aunque llevamos años intentando controlar, siguen siendo elevadísimos).

Ya habíamos asimilado que hay que protegernos del sol todo el año… pero eso no es todo. © Andreas Ortner / Mondadori

Pero aún hay más. No te creas que tus viernes de sofá y Netflix estás a salvo, porque no solo el aire del exterior es un factor de riesgo: lo sorprendente es que en interior también estamos expuestos a la polución, que puede llegar a ser cinco veces mayor que en la calle. La primera razón es que pasamos el 90% del tiempo de nuestro día a día dentro de nuestras casas y/o oficinas (añadido a restaurantes, cafeterías e incluso medios de transporte).

Y sí, “el aire que se ha ido acumulando en estos espacios tiene una mayor concentración de agentes contaminantes como monóxido de carbono o formaldehídos”, afirma Alistaris Lewis, profesor de química atmosférica en la Universidad de Nueva York.

Será mejor que vayas ventilando, sí.

“El sofá, la pintura de las paredes, los productos de limpieza… todo crea un cóctel en tu hogar que puede afectar a tu salud. Lo mejor es ventilar a diario y dejar que se produzcan ciclos de corriente de aire”, añade el profesor.

Y ya que estás, haz caso a nuestras advertencias, aprovéchate de los avances del mundo de la cosmética e incluye uno de estos 10 productos anti-polución en tu rutina diaria. Es toda una tendencia, 100% adecuada para mujeres cosmopolitas como tú y un paso multifuncional para tu piel: conseguirás hidratar, fortalecer la barrera cutánea y reducir las irritaciones de la piel.

[galeria]

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

thoughts?