Un año cuatro meses después de que gran número de personas comenzaran a trabajar desde sus casas como medida forzada provocada por la pandemia por covid-19, las cosas han cambiado bastante.  Mientras que para un grupo de personas que ya eran nativos digitales el cambio fue sencillo y natural, para otro grupo de personas implicó enfrentarse con retos tecnológicos que apenas empezamos a superar.

Una vez pasada la curva de aprendizaje en la que equipos, empresas y organizaciones se mudaron de lo presencial a lo virtual,  es momento de implementar medidas para que el home office no deje de funcionar y siga siendo provechoso para personas y empresas completas.

Estos son 4 consejos recomendados por los expertos de WeWork, las oficinas de coworking con presencia en 38 países alrededor del mundo:

  1. Hacer una llamada corta de 5 minutos es preferible a enviar un correo que toma 30 minutos escribir, y que no todos leen.  
  2. Prender la cámara en las reuniones virtuales, siempre es bueno verse. No hacerlo puede interpretarse como falta de interés. Los backgrounds han sido clave para este ejercicio.  
  3. Todos están a un clic de distancia. Aprovechar las comunicaciones abiertas para entrar en contacto con líderes u otros compañeros de trabajo de la empresa. 
  4. Programar eventos virtuales distintos que creen ambientes colaborativos, más relajados y creativos, más allá de la típica reunión de coordinación. 

Lo que al comienzo pudieron ser ventajas del home office, como levantarse más tarde, ahorrar tiempo de traslado, usar ropa más cómoda, almorzar en familia, entre otros; hoy, más de un año después, muestra retos importantes para los colaboradores. La falta de concentración al estar a la vez a cargo de los hijos o de las tareas domésticas, el cansancio de la conectividad tecnológica y, sobre todo, la pérdida de la relación cotidiana con los compañeros, hacen que la oficina se transforme en una especie de oasis que algunos añoran por momentos y con nostalgia. No sólo por contar con un espacio libre de interrupciones y pausas, sino también por la interacción formal e informal entre colegas y equipos de trabajo”, dice un comunicado de WeWork México.  

Y es que, de acuerdo con un estudio de WeWork y WorkPlace Intelligence – compañía de asesoría en recursos humanos – una encuesta realizada a 2,000 empleados y ejecutivos, señaló que un 95% de los colaboradores, en una situación post covid-19, preferirán volver a las empresas en un modelo híbrido en el que puedan elegir trabajar desde la casa, oficina o cualquier otro ambiente que les resulte más cómodo. Incluso el 75% de ellos estaría dispuesto a cambiar otro beneficio laboral por tener el poder de decidir desde dónde trabajar. 

“En Israel vimos gente corriendo a la oficina y abrazando a sus compañeros, sintiendo esa pertenencia nuevamente. Hay personas con hijos que extrañan la oficina y el café con los compañeros, pero otros que no sienten la necesidad de volver porque trabajan bien en casa”, dijo Boaz Inbal Gerente de Wix.com, mientras que L.J. Louis, vicepresidenta de talento de liderazgo, inclusión y diversidad de WeWork, añadió que “programar modelos híbridos inteligentes será el desafío de las organizaciones. Que los colaboradores sientan que su tiempo en la oficina vale la pena. Volver a sentir la vibra y conexión de la oficina”.

 ¿Tú prefieres home office, trabajo presencial o híbrido?

*Imagen: ‘Sexo en Nueva York’

thoughts?