El diseñador Alexander Wang está metido en un serio problema. Acusado de agresión sexual, enfrenta denuncias que de confirmarse, lo llevarían a prisión, dejando un vacío en el mundo de la moda. Estas acusaciones provienen del modelo Owen Mooney, tras haberse encontrado con Wang en un club nocturno donde presuntamente lo agredió. ¡Vaya historia!

Fue a principios de diciembre del 2020 que Mooney compartió en su cuenta de TikTok un video en donde se le ve conviviendo con el diseñador al interior del mencionado club, aunque en un principio no dijo de quién se trataba. Fue en una publicación posterior que reveló que la persona era Wang, y poco después, ocho hombres y mujeres trans también compartieron historias en sus redes sociales sobre el comportamiento inapropiado del diseñador. Al salir a la luz todo esto, Alexander ha decidido responder. 

«Nunca me involucré en el comportamiento atroz descrito y nunca me comportaría de la manera que se alega. En los últimos días, he estado recibiendo acusaciones infundadas y grotescamente falsas. Estas afirmaciones han sido amplificadas injustamente por cuentas de redes sociales infames por publicar material difamatorio de fuentes no divulgadas y/o anónimas sin evidencia o verificación de hechos alguna», declaró el diseñador a un diario estadounidense. «Tengo la intención de llegar al fondo de esto y responsabilizar a quien sea responsable de originar estas afirmaciones y difundirlas brutalmente en línea», añadió. 

«Mi equipo está haciendo todo lo que está a su alcance para investigar estas afirmaciones y prometo ser honesto y transparente durante todo ese proceso», escribió después en su cuenta de Instagram. «Soy afortunado de haber recibido una gran cantidad de apoyo en los últimos días y estoy agradecido con quienes están a mi lado en este momento».

Mooney describió el comportamiento de Wang de esta manera: «Estaba solo en un momento, y este chico a mi lado obviamente se aprovechó del hecho de que nadie podía moverse, y comenzó a tocarme completamente en mi pierna, en mi entrepierna. Y luego miré a mi izquierda para ver quién era, y era un diseñador de moda realmente famoso, y no podía creer que me estuviera haciendo eso».

Esta no es la primera vez que Alexander Wang ha sido acusado de un comportamiento así. En 2017, un hombre llamado Nick Ward inició un hilo de Twitter que detallaba cómo Wang lo agarró de manera inapropiada y sin consentimiento, en un concierto en Brooklyn. Y en 2019, la cantante Azealia Banks compartió una serie de cuentas anónimas de personas que alegaban haber sido manoseadas por Wang.

Además de la fama que ha logrado con su trabajo, el diseñador es famoso por ser muy fiestero y organizar fiestas muy “locas” cada semana de la moda. Él mismo reconoce esta cualidad pues se mofa de sí mismo en sus redes sociales. 

¿Cuál será la verdad detrás de toda esta historia?

*Imagen: Getty Images

thoughts?