Cuando todos pensábamos que tenían la relación perfecta y que su historia de amor era inquebrantable, Angelina Jolie y Brad Pitt anunciaron su divorcio; una noticia que se convirtió en una de las más dramáticas y escandalosas de Hollywood. No hay quien no quisiera saber qué pasó con lo que parecía ser el matrimonio ideal y seguro también leíste todos esos rumores y declaraciones poniendo al actor como el malo del cuento.

Recordemos que la relación entre Brad y Angelina empezó en 2004, en el set de filmación de Mr. & Mrs. Smith por sus papeles protagónicos. Fue en 2016 que todo terminó, supuestamente después de que el protagonista de Fight Club perdió el control y tuvo un fuerte enfrentamiento con su hijo Maddox. Un año más tarde, la actriz habló por primera vez de la separación:

Superaremos esto y esperamos ser una familia más fuerte para ello

Sin embargo, fue hasta ahora que la protagonista de ‘Maléfica’ habló detalles sobre su divorcio: “Me separé por el bienestar de mi familia. Fue la decisión correcta. Me sigo enfocando en que sanen”, dijo en una entrevista para una revista india. “Algunos han tomado ventaja sobre mi silencio y los niños ven mentiras de ellos mismos en los medios, pero les recuerdo que ellos saben su propia verdad y su propia mente. De hecho, los seis son personas muy valientes y muy fuertes”, agregó.

Por otro lado, habló hace dos semanas de cómo se sintió con toda la situación, dejándonos claro que no todo es como en las películas y que atravesó por las mismas crisis físicas y emocionales que cualquiera vive después de una separación.

Creo que sucedió en el momento en el que terminó mi relación con Brad y después al comienzo de nuestra separación. Fue un momento complicado, cuando ya no me reconocía a mí misma, donde me había convertido […] cómo decirlo […] más pequeña, me sentí insignificante, incluso si no era necesariamente vista. Sentí una tristeza profunda y real, estaba muy herida. Por otro lado, fue interesante volver a conectar con esta humildad y esta insignificancia que sentí. Al final, esto puede ser lo más humano […] Además de todo esto, experimenté algunos problemas de salud. Todas estas cosas se asientan en ti y te recuerdan la suerte que tienes de estar viva. Esta es otra lección más para dejarle a mis hijos: la idea de renovación y, sobre todo, un posible regreso a la alegría de vivir. Tengo que redescubrir la alegría”, compartió Jolie al tabloide francés, Le Figaro.

Por otro lado, habló de lo importante que ha sido mantener unida a su familia y que, para ella, ser mamá está por encima de todo. Además, mencionó que le gustaría mudarse de Los Ángeles, pero que no lo ha hecho para que Brad pueda seguir viendo a sus hijos: “No estoy realmente apegada a esta ciudad. Preferiría viajar con más frecuencia, pero hoy no es compatible con el trabajo de Brad. Yo coopero…”, expresó.

*Imagen: Getty Images

thoughts?