Durante los meses más cálidos es habitual que nuestro rostro se vea menos luminoso y más seco y apagado. La exposición solar, las altas temperaturas, el cloro, el salitre y la arena hacen que nuestra piel pierda hidratación y tenga una apariencia peor

Para evitarlo, lo ideal es incorporar en la rutina beauty productos que contengan agentes humectantes, que formen un film en el cutis y así se evite la evaporación del agua situada en las capas superiores, como el Ácido Hialurónico.

¿Qué es el Ácido Hialurónico?

Es el principal activo humectante capaz de atraer el agua y mantenerla en la superficie, ya que retiene hasta 1000 veces su peso en agua. Nuestro cuerpo lo produce de forma natural desde el nacimiento, aunque a partir de los 25 años se ralentiza y disminuye la concentración.

¿Por qué es importante usarlo en verano?

El Ácido Hialurónico mantiene la piel tersa de hidratada, además gracias a su capacidad para favorecer la formación natural de colágeno atenúa las líneas de expresión y elimina las arrugas causadas por la deshidratación. Puede utilizarse en todo tipo de pieles y es compatible con la exposición solar, puede usarse tanto por el día, como por la noche.

¿Cómo añadir Ácido Hialurónico a tu rutina beauty?

Una manera estupenda es incluir el Sérum Ácido Hialurónico de Germinal, un tratamiento que complementa los cuidados básicos y que se adecúa a las necesidades específicas de cada tipo de piel, hidratándola en profundidad y manteniéndola suave, firme y tersa. En 30 días se disminuyen considerablemente las arrugas.

Ácido hialurónico para recuperar la piel del verano

Germinal Ácido Hialurónico se presenta en formato ampolla. De este modo, el producto se conserva intacto desde su fabricación, se evitan oxidaciones y contaminaciones y, además, es fácilmente reciclable sin causar daño al medio ambiente. El precio de la caja de 30 ampollas de 1ml es de 32 euros.

*Imágenes: Unsplash y cortesía

 

thoughts?