Hasta hace poco considerábamos estéticamente a las pinzas como algo mucho peor que un dolor de muelas. Por no hablar de las pinzas pequeñas de colorines.

Sin embargo, algo nos está pasando porque estamos abrazando las tendencias de los 90 y los 2000 como si no hubiera un mañana. Incluso, muchas, las más nostálgicas, nos hemos visto rebuscando en los cajones por si encontrábamos alguna foto y de paso alguna pieza vintage de la época. Ya sabemos lo que dicen nuestras madres y abuelas, no hay que tirar nada, que todo vuelve.

Una pinza en forma de delfín

Hace poco pensabas que llevarla era un mal sueño, pero ahora sabes que Chiara Ferragni tiene una y ¡la quieres! «Las pinzas, tan denostadas hasta hace poco, vuelven para facilitarnos los recogidos, pero sin perder estilo. Se llevan grandes, que se acerquen cromáticamente al color de la melena, con o sin formas divertidas para hacer moños o semirrecogidos. Y, además, sin complejos, modelos e influencers lo hacen y no pueden quedar mejor.», explica Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

Pañuelos en la Riviera francesa

Los pañuelos en el pelo nos recuerdan a esos looks de verano de los sesenta en los que la relajación también significa estilo. «Los pañuelos son una excusa perfecta para protegernos del calor y, además, con un look increíble. También podemos incorporarlos en las coletas y anudarlos con las trenzas, llevarlos a modo de diademas o enroscando nuestro moño, hacer lazos… Juega con él, seguro que encuentras mil y una formas de llevarlo.», propone Charo García de Ilitia Beauty & Science desde Balmaseda (Bizkaia).

Diademas para celebrar que cada día es especial

Nos recogen el pelo, son cómodas y prácticas y, además, nos dan una nueva presencia, ¡qué más se puede pedir! «Las diademas continúan este verano, da igual el material, los tonos o los detalles que incorpore. Se trata de escoger la tuya, adecuada al momento y siempre con un toque de originalidad, por eso atrévete a customizarla para hacerla aún más única. Perlas, telas de saco, tul, lazos, brillantes… son solo algunas propuestas y las puedes llevar con el pelo recogido en una coleta o moño», asegura Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros desde Málaga.

Scrunchies XXL, exagerar es bien

Cuando nos gusta algo, tenemos que quererlo sin medida. Eso es lo que nos demuestran complementos como este. «Los complementos se llevan en versión minimal, pero también maxi, como los coleteros, ideales tanto para moños como coletas. Es una forma de hacer resaltar aún más el recogido del verano, la cola.», indica M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera desde Santa Cruz de Bezana (Cantabria).

Detalles originales

Si hay una actitud que nos representa últimamente son las ganas de sorprender con los detalles. «Los complementos, como los colores del pelo y los cortes, buscan aportar una nueva mirada, renovada, fresca, divertida y bonita. Materiales inusuales, formas originales, aplicados de forma divertida… La creatividad nos está enseñando otra manera de ver la vida.», asegura Felicitas Ordás de Felicitas Hair desde Mataró (Barcelona).

*Imagen:

thoughts?