Los cambios bruscos de temperatura, la calefacción, los espacios con falta de ventilación y la humedad, unidos a la caída estacional del cabello, son solo algunos de los agentes que dañan la salud del cabello y provocan que este luzca con un aspecto más áspero, sin vida y apelmazado.

En esta época, la necesidad de salir a la calle con el cabello seco, nos obliga a abusar del uso de herramientas de calor como secadores, planchas o tenacillas, que terminan debilitando la fibra capilar. Esto, unido al roce de los tejidos de las prendas invernales, genera electricidad estática y como consecuencia, los cabellos tienden a deshidratarse.

Ahora bien, existen diferentes tipos de cabello y cada uno requiere unas necesidades diferentes. Los cabellos finos tienden a ensuciarse con facilidad debido a la generación más rápida de grasa en el cuero cabelludo. Los cabellos gruesos, por su parte, suelen deshidratarse y el cuero cabelludo tiende a escamarse.

¡Descubre de la mano de Alberto Sanguino, Director de Educación de Llongueras, los mejores trucos para lucir una melena sana este invierno!

1) EQUILIBRA EL PH DE TU CUERO CABELLUDO

El primer paso para lucir un pelo de diez este invierno es identificar las necesidades de tu cuero cabelludo y encontrar el ritual perfecto para él. Si buscamos resultados, es fundamental cuidar el cuero cabelludo ya que es aquí donde nace y se genera todo. Asegúrate que realizas un correcto lavado del cabello y no olvides incidir en las zonas de la nuca y la coronilla. Para finalizar, aclara con abundante agua tibia o incluso fría.

#TipGrazia: Si tu cabello tiene una tendencia grasa, utiliza un champú de uso frecuente que sea purificante y de pH neutro. Si tu cabello tiene una tendencia seca, alterna un champú nutritivo con uno dermo-calmante. Cuando tu estilista lo considere necesario, utiliza por las noches un sérum para regular el pH.

2) CUIDA LA SALUD DE TU CABELLO

El cabello sufre tanto en verano, como en invierno. En las estaciones invernales también debes seguir utilizando tratamientos reparadores de la fibra capilar para que el cabello luzca sano y lleno de vida. Sigue los consejos y utiliza los productos que te recomiende tu estilista de confianza y realiza cada mes y medio un tratamiento de salud intensivo en tu salón de belleza.

#TipGrazia: Para los domingos en casa, también puedes disfrutar de un tratamiento de nutrición homemade. ¡Toma nota!

  • En un bowl introduce un yogurt natural, una cucharada sopera de miel, una cucharada sopera de aceite de argán, medio aguacate y zumo de media lima. Mezcla bien todos los ingredientes hasta conseguir una crema homogénea. Después lava correctamente el cabello, y para terminar retira el 80% de la humedad con una toalla, para continuar aplicando la mezcla que hiciste de medios a puntas dejando actuar durante 45 minutos.
  • Aclara con abundante agua tibia.

3) STOP ELECTRICIDAD

El roce de los tejidos invernales, el uso de herramientas de calor y un exceso de los lavados generan en nuestro cabello, la conocida electricidad estática que a su vez desluce la calidad de este. Para evitar la electricidad del cabello, el experto recomienda lavarnos el cabello con un único champú, después aplicar una avellanada de crema suavizante y aclarar con abundante agua caliente.

#TipGrazia: trata de mantener el secador alejado de tu cabello, y cuando lo hagas que sea con temperatura media y trabaja tu cabello con cepillos y peines de madera.

4) PELO PERFECTO BAJO LA LLUVIA

La lluvia tiende a sacar el lado más rebelde del cabello y como consecuencia, este se encrespa. Encuentra el producto antiencrespamiento ideal para tu cabello. Existe una gran variedad de productos, que van desde champús hasta acondicionadores antifrizz, pasando por protectores térmicos. Este tipo de productos se deben aplicar antes de utilizar una fuente de calor. Para terminar, puedes aplicar un sérum, aceites selladores o spray de acabado antihumedad.

5) ADIÓS A LA GRASA

A todos los agentes invernales, mencionados anteriormente, se suman el uso de gorros, capuchas y todos aquellos complementos que nos protegen del frío, pero que también reducen el volumen del cabello y aumentan su aspecto graso.

#TipGrazia: Intenta lavar el cabello por la mañana, apoyar el cabello recién lavado y seco sobre la almohada reduce su volumen y hace que el cabello esté muy en contacto con el cuero cabelludo, traspasando así la grasa. Además, procura llevar siempre en el bolso un champú en seco y aplícalo con la cabeza boca abajo en las raíces y medios de tu cabello, ayudará a eliminar el exceso de grasa y le devolverá su volumen.

6) ¡CUIDADO CON LA NIEVE!

Sabemos que los días de sol en la nieve pueden ser peligrosos para tu piel y, al igual que la protegemos como si se tratara de un día en la playa, también tenemos que proteger nuestro cabello con un protector solar para evitar que se debilite la fibra capilar perdiendo el brillo, suavidad y calidad del color.

*Imagen: Getty Images

thoughts?