Las mujeres tenemos una bueno, puede que sean varias ley no escrita: al igual que nunca se tienen demasiados DVDs de películas ñoñas, demasiados ex-novios o demasiadas revistas de moda (ojito con tirárnoslas porque las consideramos obras de arte) tampoco tenemos JAMÁS suficientes bolsos ni zapatos, pero esa es otra ley. Y esas reglas son inamovibles, se ponga como se ponga el sector masculino cuando ocupas 3/4 partes del armario.

93666_olsen

Y la culpa de esa irrefrenable necesidad no es nuestra (¡palabrita!) sino de esas mentes creativas que son los diseñadores, que no dejan de crear modelos y modelos o incluso de reinventar los que ya tenían a la venta. Que si shopping bag, que si messenger, que si bowling, tote, clutch, bombonera, que si doctor bag... Así es normal que cada bolso nos parezca completamente distinto del anterior (aunque cualquier madre se empeñe en convencernos de lo contrario).

Bolso con cadena colgado al hombro, de Lancel; bolso marrón de piel de cabra, de Fauré Le Page; y bolso de mano de cuero, de Moynat.  © Naomi Yang
Bolso con cadena colgado al hombro, de Lancel; bolso marrón de piel de cabra, de Fauré Le Page; y bolso de mano de cuero, de Moynat. © Naomi Yang

Para quitarles razón (en esto y solo en esto, que todos sabemos que las madres nunca se equivocan), aquí llega nuestro shopping que sirve de master exprés para diferenciar cada modelo y, sobre todo, para que identifiques los que tienes que atesorar en tu armario.

¡Dentro galería!

[galeria]

thoughts?