Sabemos que tener los poros abiertos es súper molesto y encontrar un tratamiento de belleza que se adecue a tu tipo de piel puede ser difícil. Este problema es normal con los cambios de clima, los efectos de la contaminación e incluso los cambios hormonales. Pero no te preocupes, te compartimos una serie de remedios naturales para minimizar los poros y evitar que se conviertan en puntos negros:

Bicarbonato de sodio

Dile adiós a los poros abiertos mezclando dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un vaso de agua tibia hasta crear una mezcla homogénea. Ya que la tengas, aplícala sobre el cutis dando un ligero masaje en círculos y déjala actuar durante 20 minutos para después enjuagar con agua tibia. Usa este remedio casero dos veces por semana. ¡Te encantarán los resultados!

Miel

Este ingrediente es el mejor de todos por sus múltiples beneficios para mejorar el aspecto de la piel. Para minimizar los poros solo necesitas una cucharada de avena con dos de miel para formar una pasta. Colócala como mascarilla sobre tu piel durante 15 minutos tres veces por semana para mejores resultados.

Hielos

Así es, los hielos reducirán tus poros. Este es uno de los tratamientos de belleza más populares, pues el frío hará que tus poros se cierren y además te hidratará tu rostro. Solo tienes que envolver un hielo en una toalla y hacer movimientos circulares en toda tu cara. Es muy importante que no dejes el hielo en un solo lugar pues esto puede irritar o quemar tu piel. Realiza este procedimiento dos veces por semana y tendrás una piel con mejor apariencia.

5 remedios naturales para cerrar los poros que puedes practicar desde casa

Yogur

El yogur natural o el de fresas poseen grandes propiedades para la piel gracias a que contienen ácido láctico y probióticos, dos propiedades que controlan las bacterias causantes del acné y minimizan los poros. Aplica este ingrediente natural como una mascarilla sobre tu rostro durante cinco minutos. Te recomendamos usarla una vez por semana.

Claras de huevo

Las claras de huevo son el ingrediente natural por excelencia pues su alto contenido en aminoácidos no solo rejuvenecerán el aspecto de tu piel, sino que te ayudarán a destapar los poros y limpiar profundamente tu piel. Bate la clara de un huevo y aplícala en toda la cara. Una vez que sientas que está seca, retírala con agua tibia. Y si puedes agregar avena ¡mejor! Úsala una o dos veces por semana, seguramente sentirás tu piel mucho más tersa, suave y sin poros dilatados.

*Imágenes: Getty Images

thoughts?