Hoy en día las prácticas de respiración se han posicionado por los buenos beneficios que tienen en términos de mejorar nuestra salud. Con ello se mejora también la oxigenación de nuestro cuerpo, liberamos toxinas, nos deshacemos del estrés, ansiedad y conectamos con nuestra mente, cuerpo y espíritu. A continuación te contamos de cuatro técnicas de relajación que se encargarán de activar nuestro organismo hacia una mejora de salud no solo física sino mental.

Respiración muscular

Este tipo de respiración te ayudará bastante a calmar y frenar la ansiedad. Además es bastante sencilla de realizar porque solo tienes que respirar profundamente inhalando lentamente por la nariz hasta contar cinco en tu mente tensando cada parte muscular desde rodillas, pecho, hombros,  brazos, glúteos, cuello, mandíbula. Recuerda exhalar contando hasta cinco relajándote. Esta técnica relaja los músculos haciendo que liberes tensión de cada grupo de ellos.

*Tip: busca siempre una posición cómoda.

Respiración alterna

Este tipo de respiración ayuda a calmar el sistema nervioso, siendo una herramienta perfecta para quien busca bajar los niveles de ansiedad, calmar la mente y cuerpo. Solo tienes que colocar tu pulgar derecho sobre la fosa nasal derecha, mientras que el índice sobre la fosa nasal izquierda. Notarás una relajación profunda y eso se debe a que equilibra los hemisferios. ¿Te unes a hacerla?

Respiración abdominal

Este tipo de respiración brinda una oxigenación extra a nuestra sangre, además de llevar una gran cantidad de aire a nuestros pulmones, gracias al movimiento del diafragma. El objetivo es colocar una mano sobre el pecho y la otra sobre el vientre con ello respirando profundamente durante cinco segundos. Trata de hacerlo de cinco a diez veces para que puedas notar sus beneficios.

Respiración cuadrada

La respiración cuadrada será tu aliada ya que ayuda a equilibrar el cuerpo y la mente. Solo tienes que tomar aire inhalando durante cuatro segundos, manteniendo la respiración durante cuatro segundos más, y por ultimo durante cuatro segundos sostener la exhalación, es importante que acabes los anteriores pasos para gozar de una mayor oxigenación, concentración y los puntos antes mencionados. El realizarla de dos a tres veces por semana, cambiara tu vida por completo.

*Images: Getty Images

thoughts?