Tras el verano, nuestra melena puede presentar un aspecto un tanto dejado: seca, encrespada e incluso estropajosa. Y si hay color, ni hablemos, seguramente habrá mutado durante los frecuentes chapuzones. Así que, a veces, solo hay una solución posible, un corte que sanee. Es duro asumirlo, pero una vez las puntas están abiertas no hay mascarilla ni tratamiento que las restaure, y para que el problema no vaya a más, es fundamental cortar a tiempo. Más vale pronto que tarde y estrenar look para despedir las vacaciones y dar así la bienvenida a la nueva estación que asoma, tampoco está nada mal. Los bob, los pixie y los flequillos son solo algunas soluciones que os proponemos como ideales para darle un nuevo aire reparador a vuestra melena. ¡Descúbrelos!

La versatilidad tiene un nombre: bob

Los bob siguen presentándose poderosos este otoño. Ese maravilloso corte por debajo de la oreja que permite múltiples versiones: con flequillo, raya en medio, a un lado, liso o rizado. Seguro que con él encuentras tu estilo. “El bob sigue pisando fuerte porque refresca y además es muy difícil que siente mal. Tiene muchas versiones y para aquellas que quieren lucir una imagen impecable, les recomiendo el bob blunt cut que presenta puntas más pulidas y rectas, sin desfilados ni capas. Para las que pretenden sentirse bien con poco esfuerzo, el bob clásico es ideal, con o sin flequillo, aunque la gran tendencia es muy corto con un flequillo mini. Y para aquellas que no quieren sacrificar tanto el largo, vale la alegría apostar por el lob, el mismo corte en su versión más larga, casi tocando los hombros”, recomienda M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera.

Pixie Crop, para las más atrevidas

Está claro, si lo que necesitas es sanear a fondo e incluso eliminar un color, lo mejor es un buen corte por lo sano. Los cortos muy cortos llegan este otoño con fuerza al universo de las tendencias y el pixie crop, la versión del pixie más corta, propone un look sorprendente para las más atrevidas. Así lo afirma, M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera. “Los cortos muy cortos, muy masculinos, no son una tendencia pasajera. Aportan una imagen contundente en el que el rostro es el gran protagonista. Podemos dejarlo ligeramente más largo para peinarlo al lado, un toque que suaviza. O bien arriesgar con corto militar de forma homogénea. Cada cual debe adaptarlo a su personalidad, aunque yo siempre recomiendo acompañarlos de color.”

Midi + flequillo, renovar sin arriesgar

Para aquellas que aman su melena, el midi con flequillo es la solución ideal para renovar las puntas. Puede ser un gran cambio en el caso de melenas muy largas, pero a veces el corte es imprescindible en pelo muy dañado. Las midi son melenas que sobrepasan ligeramente los hombros, ideales para las que huyen de los riesgos, al menos de momento. “Las melenas midi son aquellas que se sitúan en el medio de los largos. No son ni muy cortas ni muy largas. La gran tendencia es llevarlas con flequillo, pero si no te favorece, se adapta muy bien sin él, tanto en melenas rizadas como lisas. La clave a la hora de cortarla es trabajarla con la navaja en la parte de las puntas, así se consigue desestructurarlas y darle ligereza al conjunto”, nos aconseja M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera.

*Imagen: Getty Images

thoughts?