Uno de los dulces más esperados del año es el roscón de Reyes, una delicia que se disfruta tradicionalmente el 6 de enero, día de los Reyes Magos. Un dulce esponjoso con el característico aroma y sabor de la flor de azahar que puede ser el regalo perfecto para familiares o amigos.

Si te han pasado estas Navidades, pero no te quieres perder el roscón en tu mesa (cosa que entendemos perfectamente porque es delicioso) tenemos la solución para ti: puedes prepararlo tú misma en casa y en su versión ligera. ¿Qué opinas? Sabemos que es un poco elaborado, pero como nos cuentan desde Kaiku Sin Lactosa, es posible hacerlo y lo mejor de todo, disfrutarlo en este Día de Reyes.

Aquí te dejamos la receta:

INGREDIENTES

  • 350 gramos de harina de trigo de fuerza: 320 g por un lado y 30 g por otro
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 130 gramos de leche entera Kaiku Sin Lactosa a temperatura ambiente
  • 100 gramos de azúcar
  • 75 gramos de mantequilla sin lactosa casera a temperatura ambiente
  • 1 huevo entero XL más la yema de otro a temperatura ambiente
  • la ralladura de 1 naranja y media
  • 1 cucharada de ron añejo (opcional)
  • 1 cucharada grande de Agua de Azahar
  • Un pellizco de sal
  • 100 g de almendras picadas
  • 50 g de azúcar perlado (opcional)
  • Fruta escarchada para decorar
  • 200 g de nata para montar Kaiku Sin Lactosa
  • 1 cucharadita de vainilla

ELABORACIÓN

Paso 1: Preparar la leche

Disolver la levadura en la leche tibia (calentita pero no mucho) con la punta de los dedos. Reservar.

Paso 2: Mezclar la masa

En un bol grande de batidora eléctrica mezclar los 320 g de harina con la ralladura de naranja y el azúcar, y mezclar. Hacer un hueco en el centro y añadir la levadura con la leche, el ron, el agua de azahar, el huevo y la sal. Con el accesorio de amasado mezclar durante 5 minutos a velocidad media. Si no tenemos batidora eléctrica, entonces amasar a mano durante 10 minutos. No hay que añadir más harina, solo ir amasando para que deje de estar tan pegajosa. Podemos amasar 5 minutos, parar 5 minutos y retomar el amasado por otros 5 minutos. Será más fácil porque el reposado hará que la masa se pegue menos. ¡Repostería clásica donde las haya!

Paso 3: Amasar

Enharinamos la encimera y colocamos la masa metiendo la parte inferior de la masa hacia adentro redondeando la masa. Hay que formar una bola.

Paso 4: Dejar reposar la masa

En un bol limpio embadurnado en un poco de aceite, colocamos la bola y tapamos con un trapo. Lo mejor es calentar el horno a 50 grados durante 5 minutos. Apagamos el horno y metemos el bol con la masa tapado con un trapo húmedo. Cerramos el horno (¡apagado!) y dejamos reposar hasta que triplique su volumen aproximadamente 1 hora y media (si no hemos encendido el horno entonces tardará alrededor de 2 horas)

Paso 5: Amasar por última vez y darle forma de roscón

Cuando la masa haya crecido suficiente es el momento de darle forma. Antes que nada, debemos tener preparada una bandeja con papel de hornear encima. A continuación, sacamos la masa del bol y la amasamos 1 minuto para sacarle el aire suavemente. Dejamos reposar 1 minuto y le damos forma de rosca: formamos una bola y le hacemos un agujero en el centro colocando un aro de emplatar para que el agujero no se nos cierre (si no tenemos aro no pasa nada, el agujero se cerrará un poco pero no afectará lo rico que estará). Reposar en el horno apagado durante 50 minutos.

Paso 6: Montar la nata sin lactosa

Una vez completamente frío, montar la nata hasta que empiece a estar densa. Entonces le añadimos las cinco cucharadas de azúcar y la vainilla y continuamos batiendo hasta que quede bien firme.

Paso 7: Hornear el roscón

Precalentar el horno a 180 grados. Pincelar el roscón con huevo batido y decorar con las almendras picadas, el azúcar y las frutas escarchadas. Hornear durante 15 – 20 minutos. Dejar enriar completamente sobre una rejilla.

Paso 8: Rellenar el roscón con la nata

Lo cortamos en dos mitades con un cuchillo panadero de sierra y rellenamos de nata con manga pastelera, sin olvidar esconder un haba y una figurita.

Y lo tendrás listo para pasar una noche y Día de Reyes dulce, muy dulce.

*Imágenes: Cortesía 

thoughts?