No es fácil explicar lo que se vive en el marco de Mercedes Benz Fashion Week Madrid el último día de cada edición. Es el turno de los nuevos talentos, de las apuestas más fuertes y del no esperar nada pero recibirlo todo. “Uno cuando se levanta pensando que hoy tiene que venir a este evento, lo hace con más energía: porque que tanto talento joven esté haciendo moda hoy, y uniéndola con tecnología, es garantía de que este mundo tiene un futuro prometedor”, confiesa Celestino García, Vicepresidente Corporativo de Samsung, para inaugurar la jornada.

El carrusel final de Lye Lyssiane. © Getty Images

Cuando llegas no sabes lo que te vas a encontrar. Desconoces qué celebrities estarán sentadas en el front-row (lo cierto es que no suele haberlas, suelen reservar su tiempo al calendario oficial), ni has visto nunca antes (la mayoría de las veces) el trabajo de los diseñadores que presentarán sus colecciones. Pero el gran cambio comienza, sobre todo, cuando a tu alrededor aparecen personajes de lo más fashion, moderno y arriesgado: periodistas internacionales, blogueros especializados e invitados y curiosos involucrados con la causa. Se nota, se siente: a esa gente le interesa la moda… es su pasión.

El carrusel de Célia Valverde. © Getty Images

Y resulta que hay tanto y tan bueno… Un sinfín de talento que da para un premio -el Mercedes-Benz Fashion Talent, cuyo ganador presentará su colección en Mercedes-Benz Fashion Week Central Europe (este año en Budapest)- y para una beca -la Samsung EGO Innovation Project, que premia la innovación en el tándem moda-tecnología-… Y una explosión de nuevas ideas y ganas de disfrutarlas, que a ratos cuesta creer que haya asientos libres alrededor de la pasarela. Así que, para muestra, las 11 colecciones que se presentaron ayer en Cibeles (así seguimos llamándola cariñosamente).

Quizá, viendo lo que ha creado esta nueva hornada de diseñadores, nadie quiera perderse ni un Samsung Ego más:

[galeria]

thoughts?